El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mundo Laboral y RR.HH.

Gobierno deja fuera la protección a trabajadores

Por: Redacción/El Pulso Laboral

Las medidas anunciadas por el presidente Andrés Manuel López Obrador para paliar la crisis económica y laboral, que avanza a la par de los contagios de coronavirus en el país, causaron opiniones contrastantes. Aunque en algo coincide la mayoría: faltan más apoyo a las micro y pequeñas empresas, así como medidas para proteger los empleos en el sector privado.

Este domingo el mandatario rindió su informe trimestral de gobierno desde el Palacio Nacional, sin invitados. Lo hizo “en medio de la incertidumbre por los estragos del coronavirus a la salud, a la economía y al bienestar de nuestro pueblo”, indicó al comenzar su discurso.

Las medidas anunciadas por el presidente Andrés Manuel López Obrador para paliar la crisis económica y laboral, que avanza a la par de los contagios de coronavirus en el país, causaron opiniones contrastantes. Aunque en algo coincide la mayoría: faltan más apoyo a las micro y pequeñas empresas, así como medidas para proteger los empleos en el sector privado.

Este domingo el mandatario rindió su informe trimestral de gobierno desde el Palacio Nacional, sin invitados. Lo hizo “en medio de la incertidumbre por los estragos del coronavirus a la salud, a la economía y al bienestar de nuestro pueblo”, indicó al comenzar su discurso.

López Obrador dio a conocer las acciones que se han realizado para enfrentar esta crisis que, insistió, será transitoria. Por ejemplo, que más de 230,000 personas cuentan con empleo permanente “y están ocupados en cultivar sus parcelas”, con el apoyo de programas como Sembrando Vida.

De acuerdo con lo que informó el presidente, algunas de las acciones que su gobierno está poniendo en marcha para proteger a los trabajadores son:

  • Contratar a 45,000 médicos y enfermeras en el transcurso del año para cubrir el déficit de personal en el sector salud.
  • Un fondo de 35,000 millones de pesos del ISSSTE para entregar créditos personales a 670,000 trabajadores al servicio del Estado
  • Una partida de 177,000 millones de pesos en créditos del Fovissste y el Infonavit, lo cual beneficiará a 442,500 trabajadores.
  • La proyección de 270,000 nuevos empleos al activar los créditos para la vivienda del Fovissste y el Infonavit.
  • Al menos 2.1 millones de créditos personales de vivienda y para pequeñas empresas familiares del sector formal e informal de la economía
  • Creación de 2 millones de empleos de aquí a diciembre del 2020

El presidente anunció que “iniciará pronto la recuperación económica”. La fórmula, dijo, es aumentar la inversión pública “destinada a la creación de empleos y a otorgar créditos a pequeñas empresas familiares y a quienes se buscan la vida como pueden día con día. “No los vamos a dejar en el desamparo”, sostuvo.

Sin embargo, gran parte de las críticas se han enfocado en que no puntualizó de qué manera se otorgarán estos créditos y, además, en que existen otras medidas fiscales que debería tomar para evitar la desaparición de miles de fuentes de empleo.

Lo que le faltó al plan

Proteger y crear empleos es una tarea complicada con las medidas planteadas por el gobierno, consideraron especialistas.

“Esta crisis sólo se puede salvar si se cuidan los empleos y para ello hay que mantener la planta productiva”, comentó Enrique Díaz Infante, del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY).

Se requiere de una tregua o plazo de gracia a las empresas para cumplir con sus procesos fiscales, dijo el director especialista en sector financiero y seguridad social del CEEY. “No se dijo nada sobre cuotas obrero patronales o sobre las cuotas a Infonavit”, principalmente para las micro y pequeñas empresas (mipymes) lamentó.

La eliminación del aguinaldo a burócratas de altos nivel, desde los subdirectores de área, es una medida “populista”. En lugar de ahorrar gasto, afectará la retención de talento, auguró.

En países como Dinamarca, Estados Unidos o Alemania el Estado pagará los sueldos en las empresas que no estén recurriendo a los despidos. También se están haciendo transferencias directas a las personas para que sigan gastando, “son ejemplo de lo que se podría hacer”, apunto.

Sin embargo, para la maestra en economía de la Universidad Nacional Autónoma de México Hilda Rodríguez, las finanzas y el desarrollo de México no pueden equipararse a esos países.

En su opinión, a las medidas anunciadas les hace falta un contundente, claro e inmediato apoyo a las micro y pequeñas empresas, que son las que crean más del 80% del empleo en el país.

La especialista señaló que las grandes empresas han sido las beneficiadas en diferentes crisis. “Creo que les está poniendo un alto y eso no es políticamente correcto. Es una ironía, hasta hace poco, los empresarios rechazaban la intervención del Estado en varias formas. Ahora piden su intervención”.

Lo inalcanzable del plan

Carlos Ramírez Fuentes, director de Desarrollo de Negocios de Integralia Consultores, opinó que el plan anunciado por el Primer Mandatario “carece de los elementos, de los detalles” para pensar que se podrán crear 2 millones de nuevos empleos.

“No hay ningún anuncio nuevo, no hay ninguna rectificación de alguna medida que pudiera pensarse que se ha replanteado. No hay nada“, dijo en entrevista. Es más bien “una promesa que queda en el aire” por la poca claridad y los detalles para alcanzar ese objetivo.

Añadió que “el empleo no lo genera el gobierno, lo genera el sector privado. Si no hay medidas de apoyo, el escenario más probable, lamentablemente frente a la circunstancia actual, es que va a tener que reducir el tamaño del empleo”, acota Carlos Ramírez.

De igual manera, José Luis de la Cruz, director general del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), percibió que las acciones están planteadas únicamente desde el sector público.

“Va a ser muy complicado lograr esos 2 millones de empleos si no es en colaboración del sector privado”. Y eso tiene que partir desde que las empresas no quiebren.

Para el especialista, la única buena noticia es la reactivación energética. El presidente adelantó que la semana próxima dará a conocer un programa de inversión pública, privada y social para el sector energético por un monto aproximado de 339,000 millones de pesos.

Afirmó que los proyectos de infraestructura como el Tren Maya o el aeropuerto de Santa Lucía no garantizan que los puestos de trabajo que se destruyan puedan rescatarse porque no todas las personas que pierdan sus trabajos tendrán oportunidad de emplearse en esas obras. //Factor Humano 

 

también te puede interesar