El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mercado Laboral

Empresas deben diseñar política de seguridad e higiene: Leal

Por: Leonardo González

Desde el anuncio del regreso escalonado a las actividades laborales, las organizaciones entraron a una etapa de continua estructuración de políticas del cuidado de la salud de sus trabajadores, tanto física como psicosocialmente, para adaptarse a la “nueva normalidad” planteada por las condiciones que deja la pandemia del COVID-19.

Arleth Leal, directora asociada de Red Ring, explicó que los líderes de capital humano de las compañías necesitan elaborar una política de seguridad e higiene en el trabajo a partir de una evaluación particular de la compañía y el sector al que pertenecen, que en priorice cuidar que no surjan contagios y/o posibles rebrotes del virus en localidades ya controladas.

“El papel de las áreas de capital humano es evaluar, en primer momento qué labores pueden reincorporarse y cuáles mantenerse en home office, de la mano de una reestructuración de los espacios o infraestructura del lugar de trabajo y la distribución de los trabajadores dentro de ella para cuidar la sana distancia”, subrayó la especialista.

Asimismo, la implementación del home office abrió la puerta para la posible revisión sobre las normas del cuidado psicosocial de los trabajadores, ya que si bien la Norma Mexicana 035 se centra en el cuidado de los colaboradores en las instalaciones, el trabajo remoto expande las redes de interacción de la empresa a otros espacios.

“Hay que revisar las políticas y regulaciones, adaptarlas a la nueva normalidad, sobre todo en temas de riesgos psicosociales de los trabajadores, porque definitivamente van en aumento estos riesgos por el cambio en las dinámicas laborales a causa de la pandemia”, detalló la directora.

Ante este panorama las empresas tendrán desdoblar sus esfuerzos para lograr capacitaciones eficaces con un doble enfoque: con mayor cuidado en la salud física de sus colaboradores presenciales, por un lado, y procurando una optimización de los esquemas de trabajo remoto y de balance vida privada/vida laboral en su personal no presencial, por el otro.

La nueva normalidad deja medidas que se aplicarán de forma definitiva o por un tiempo

indefinido, sobre todo en temas de higiene y salud, indicó la especialista en capital humano, por lo que las empresas necesitan entender que se trata de una estrategia escalonada en función del cuidado de la salud de sus colaboradores, y la salud pública.

también te puede interesar