El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mercado Laboral

Semáforo naranja avanza, pero muchos empleos seguirán en rojo

Por: El Economista

Al iniciar el segundo mes del semáforo sanitario de Covid-19, cuatro entidades federativas pasaron de rojo a naranja. Se trata de Chiapas, Ciudad de México, Veracruz y Querétaro. Mientras que Colima, Hidalgo y Nuevo León, que estaban en naranja la semana pasada, van de regreso a color rojo.

Sin embargo, aunque las autoridades sanitarias federales permiten el retorno laboral limitado para diferentes actividades en semáforo naranja, las locales han preferido ser cautelosas y mantener varios empleos suspendidos. Por ejemplo, oficinas y corporativos, gimnasios, cines o teatros.

Este es el caso de la Ciudad de México. El hecho de que pase a semáforo naranja “podría ser una contradicción, dado que el Valle es una zona conurbada” con municipios del Estado de México y esta entidad continúa en rojo, lo que implica que las actividades no esenciales no han reabierto, señaló Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.

En la conferencia de prensa de los viernes por la tarde, en la que informa la actualización del semáforo, indicó que este tema fue tratado con Alfredo del Mazo, gobernador del Estado de México.

“El gobernador considerará este periodo como de transición. Y aprovechará la semana del 29 de junio al 5 de julio, en la que persiste en semáforo rojo, para identificar los procesos de adaptación en comercios, servicios y trabajos”. Tal como lo hizo el gobierno de la Ciudad de México, anticipándose a la llegada del semáforo naranja, apuntó.

En total, 18 entidades están en color naranja y 14 en color rojo en el semáforo de riesgo ante la Covid-19 .

Los trabajos restringidos en la CDMX

“Podemos pasar a semáforo naranja porque la ocupación hospitalaria ha caído en las última semanas”, señaló Claudia Sheinbaum, jefa del gobierno capitalino.

Horas antes de que las autoridades federales dieran a conocer el listado de las entidades que pasan a naranja, la mandataria adelantó el nuevo estatus para esta capital en una conferencia de prensa.

“Si la ocupación hospitalaria sube por encima de 65%, la ciudad volverá al semáforo rojo”, advirtió. En esa situación nuevamente se restringirían diferentes actividades económicas. Y sólo podrían trasladarse a sus centros de trabajo aquellas personas cuyo empleo esté considerado como esencial.

Las actividades que sí están permitidas en la Ciudad de México, pero sólo al 30% de su capacidad y con estrictas medidas de seguridad, son:

  • 29 de junio: trabajo del hogar, comercio al menudeo, clubes deportivos
  • 30 de junio: trabajos en el Centro Histórico
  • 1 de julio: restaurantes y hoteles
  • 2 de julio: tianguis, mercados sobre ruedas y bazares
  • 3 de julio: estéticas, peluquerías y salones de belleza
  • 6 de julio: tiendas departamentales y centros comerciales

Las personas que trabajen en los siguientes lugares deberán seguir en casa, pues estos centros seguirán cerrados:

  • Servicios religiosos
  • Cines y teatros
  • Galerías
  • Salas de conciertos
  • Museos
  • Parques de diversiones
  • Corporativos y oficinas de diversos servicios
  • Oficinas de gobierno que no dan atención al público
  • Servicios educativos
  • Casinos y casas de apuestas
  • Pistas de patinaje
  • Boliches, billares
  • Spas, vapores, baños públicos
  • Eventos deportivos y artísticos con público
  • Salones de fiestas, eventos sociales y congresos
  • Gimnasios
  • Cantinas, bares, antros, trajineras.

La Secretaría de Salud (SSA) federal permite que en semáforo naranja puedan abrir, al 30% de su capacidad, teatros y cines o teatros cuyo aforo no exceda de 500 personas. Lo mismo para los gimnasios.

Pero debido a que, como lo comentó López-Gatell, el Estado de México continúa en semáforo rojo, el gobierno capitalino ha preferido no abrir todos estos centros de trabajo, pues muchos empleados se trasladan desde municipios de otras entidades./El Economista

también te puede interesar