El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mundo Laboral y RR.HH.

Luisa María Alcalde espera que, a pesar de todo, haya recuperación en "V"

Por: Forbes

Aunque el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reportó que de marzo a junio de 2020 se perdieron un millón 113,000 empleos, cálculos de instituciones como Acción Ciudadana Frente a la Pobreza advierten que el panorama es aún más “crítico” y que debido a las medidas de confinamiento que se establecieron en casi todo el país, la cifra de personas que se quedaron sin trabajo en esos tres meses asciende a 11.8 millones de personas. 

Pero estos cálculos no intimidan a Luisa María Alcalde, titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STyPS), quien en entrevista con Forbes México afirma que están basados en la más reciente Encuesta Telefonica de Ocupación y Empleo del INEGI, que en todo caso reportan las personas que no estaban laborando al momento de llevar a cabo la encuesta. 

“Muchas personas reportan no estar laborando porque la obligación de suspender era prácticamente generalizada, es decir la enorme mayorí­a, hay muchos que pueden trabajar desde casa en algunas actividades, pero eso se reduce a ciertos sectores, la gran mayoría, en la informalidad, en servicios, ventas, no podían salir a la calle. No es una relación directa, la pérdida de empleos con la suspensión de labores productivas”, señala en entrevista remota con Forbes México. 

En otra cosa que confía Luisa María Alcalde es que se recuperen la mayoría de los empleos “que se suspendieron”, con la reactivación de actividades económicos en la llamada “nueva normalidad”. 

“No sabemos sí de manera inmediata pero esperamos ver una V. Posiblemente algunos empleos se transformaran, no todos volverán, hay actividades que posiblemente no superen la crisis, pero la mayoría, las propias cadenas productivas, el planteamiento es que lo logren y hay sectores claves para la reactivación económica pero también son sectores que por su rapidez ayudan a esta reactivación”, señaló. 

La reapertura de las actividades económicas depende del semáforo de riesgo Covid-19, que evalúa el porcentaje de ocupación de camas de terapia intensiva, porcentaje de casos positivos de coronavirus, tendencias de camas ocupadas y tendencias de casos positivos. Cabe destacar que el viernes pasado 16 entidades se encontraban en alerta máxima y los otros 16 en nivel alto de riesgo. 

En otra cosa que confía la secretaria de Estado es en que se generen más empleos y la economía se recupere con la estrategia del gobierno de Andrés Manuel López Obrador basada en la intensificación de los apoyos de programas sociales, entrega de créditos a micro y pequeñas empresas, las obras de infraestructura como la construcción del Aeropuerto Felipe Ángeles, el Tren Maya y carreteras en cabeceras municipales; además de la entrada en vigor del Tratado comercial México, Estados Unidos, Canadá (T-MEC).

“Los programas de bienestar en este momento los hemos intensificados, lejos de determinar que no hay recursos, estas transferencias, que en su enorme mayoría se hacen de manera directa, nos ayudan a inyectar recursos en todo el territorio nacional en las regiones más afectadas. Siempre en estas pandemias lo más difícil lo viven los de abajo, los que viven al dí­a, los que perdieron el trabajo y lo que hacen a través de estos programas es inyectar recursos sobre todo en la gente que menos tienen y ellos a su vez, al adquirir estos recursos, nos ayudan porque lo gastan en estos servicios porque lo usan en necesidades básicas y ello lo gasta en las tiendas, la frutería, en estas cadenas iniciando desde lo local”

De acuerdo con el último reporte de la Secretaría de Bienestar, los programas de desarrollo social y los micro créditos protegen a 24.5 millones de personas.

Sin embargo, organismos como Acción Ciudadana Frente a la Pobreza y el Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY), han advertido que los programas de desarrollo social serán insuficientes para atender a todas las personas que perdieron su empleo, así como las familias que vieron reducidos sus ingresos durante esta pandemia. 

“La tesis anterior era ayudar a los grandes corporativos, para que eso no genere desempleo y llueva hacia abajo, esa tesis no nos ha traído buenos resultados y por eso hemos tenido que empezar de abajo hacia arriba”, afirmó la funcionaria de todos los días de las 17 a 18 horas encabeza una conferencia de prensa para dar a conocer el proceso de entrega de los programas sociales. 

Nueva realidad laboral 

El trabajo a distancia, implementado en algunos sectores desde el inicio de la pandemia en México, y el auge de aplicaciones que ofrecen servicios como Uber, Rappy y Cornershop, hacen necesario un cambio legislativo laboral, asegura Alcalde. 

“La realidad es otra no solo los que hacen homme office, sino trabajan en las plataformas entonces lo que nos ha mostrado la necesidad de que la legislación se adapte, no podemos seguir pensando y construyendo no solo la ley del trabajo sino también el IMSS bajo la idea de que lo único que existe son relaciones tradicionales de empleo con un trabajador, un sólo empleador don un horario determinado, eso ya cambio”. 

Hasta el momento no existe una propuesta concreta en torno a los cambios legislativos que se podrían hacer, pero señala que el objetivo es flexibilizar la incorporación formal de trabajadores a un empleo formal, similar a la incorporación que se ha hecho con los trabajadores del hogar. 

“Lo que se tiene que abrir el instituto como las trabajadores del hogar a una incorporación má flexible en donde yo como trabajador puedo pagar por un día a la semana no necesariamente por los siete, por dos días, en fin, toda esta flexibilidad que permite dar cobertura es cumplir obligaciones de manera más fácil, no sólo es cumplir sino ayudar a que tu cumplas”.///Forbes

también te puede interesar