El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mundo Laboral y RR.HH.

Estabilidad laboral en el regreso a la nueva normalidad, el desafío de las empresas

Por: Itzel Medina

Los retos para que las empresas encuentren nuevamente una fase de estabilidad, a pesar de ser diversos, varían para cada organización. En el seminario Web: “COVID-19: Impacto en los negocios y en los beneficios”, presentado por Willis Tower Watson (WTW), se detallaron algunas garantías que los empleadores deberán asegurar a sus trabajadores para que las condiciones en las que se reincorporen a sus espacios de trabajo sean óptimas.

El estudio realizado por WTW detalla que 8 de cada 10 empresas implementó el trabajo en casa tomando como medida principal, con un 33%, la alternancia de equipos de trabajo en la oficina o teniendo acuerdo de equipos divididos; un 10% redujo la semana laboral, mientras que un 9% ha proporcionado subsidios a los empleados para compensar costos de trabajo remoto como internet o equipo de trabajo.

Po otro lado, alrededor de la mitad de las organizaciones han tomado la decisión de detener o reducir las contrataciones, mientras que un 21% tomó acciones para incrementarlas y solo un 19% disminuyó su fuerza su trabajo.

Siendo un punto clave el incremento de salarios, excluyendo los que se encuentran congelados, previsto para 2021, pues éste podría ser del 5%, pero de acuerdo a lo dicho por Gabriel Chipoco, director de Data de WTW, “hay que ser cautelosos, porque nos parece que puede bajar hasta un 3.5% probablemente, que se acerque al 4%”.

Durante los primeros meses de confinamiento (marzo y abril) un 40% de las compañías exhortó a los empleados a tomar licencia o vacaciones  con goce de sueldo, mientras que un 20% consideró que la posibilidad de tomar una licencia especial es para asuntos personales. En este sentido, los más beneficiados (en un 79% de las organizaciones), fueron aquellos quienes proporcionaron permisos de cuarentena que cubrieron el 100% de la remuneración durante el periodo de licencia.

Sin duda las planificaciones de estrategias para la vuelta a la normalidad, han acaparado gran parte de los esfuerzos de las empresas y la revisión de protocolos de seguridad es fundamental.

El análisis de WTW señaló que el 92% de las compañías optó por actualizar las medidas sanitarias y de seguridad, el 82% ha reconfigurado, o planea reconfigurar, los espacios de trabajo para un distanciamiento social; el 87% ahora requiere una prueba de temperatura para empleados y visitantes, mientras que un 34% se inclinó a solicitar la prueba de COVID-19 para entrar a sus instalaciones.

“La construcción de una flexibilidad en costos permitirá gestionar activamente el financiamiento sin perder de vista los programas de salud, remuneración y desarrollo” asegura el estudio de WTW.

 

también te puede interesar