El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mundo Laboral y RR.HH.

Mantendrán en 10% el monto del reparto de utilidades en la próxima década

Por: Pilar Martínez

La Comisión Nacional para la Participación de los Trabajadores en las Utilidades de las Empresas (PTU), integrada por trabajadores, patrones y gobierno, acordó mantener en 10% el reparto de utilidades para los empleados.

“Con la participación de los sectores de los trabajadores y de los empleadores, así como del gobierno federal, se determinó mantener el porcentaje de las utilidades de las empresas que recibirán los trabajadores en 10% en virtud de la importancia que tiene que los trabajadores tengan un ingreso justo y con ello recuperar el poder adquisitivo de sus ingresos para mejorar su calidad de vida”, informó la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) en un comunicado.

Cabe destacar que el proceso para fijar el nuevo porcentaje del pago de PTU empezó en agosto de 2019. Cada 10 años, el gobierno debe revisar este tipo de prestaciones que se otorgan a los trabajadores.

Al respecto, Oscar de la Vega, especialista laboral de D&M, explicó que la determinación de mantener el mismo porcentaje en el pago de utilidades es muy alto, pues las condiciones del mercado han cambiado y mantenerlo significa un enorme esfuerzo, pues “el comportamiento de la economía ha cambiado, también porque estamos frente a la modificación más importante en materia laboral, y una crisis derivada de la pandemia”.

Añadió que “ha existido simulación en las formas de contratación, por varias razones, entre ellas, el alto porcentaje que se paga a los trabajadores sobre las utilidades, porcentaje que tiene cuatro décadas sin modificarse. Deja fuera de competitividad al país”.

El fundamento legal

El porcentaje de utilidades a distribuir entre los trabajadores asciende al 10% de la renta gravable para efectos del Impuesto sobre la Renta. Esta cantidad se divide en dos partes iguales (arts. 117, 118, y 120, LFT).

La primera parte, es decir, el 5 % se reparte entre todos los trabajadores, considerando el número de días laborados por cada uno en el año objeto de reparto. Mientras que la segunda se distribuye con base en el salario percibido por los trabajadores en ese mismo año (art. 123, LFT).

El pago se hace dentro de los 60 días posteriores a la presentación de la declaración anual del ISR, para acreditar tal hecho se deberá de emitir el CFDI correspondiente (art. 122, LFT).

Así, el 30 de mayo de cada año es la fecha límite para repartir utilidades en el caso de los trabajadores que laboran para una persona moral (empresa), mientras que las personas que trabajan para una persona física (patrón), deben recibir el pago a más tardar el 29 de junio.

En caso de que un patrón omita realizar el pago de las utilidades, se hará acreedor a una multa, que va de 250 a 5,000 UMA, esto es actualmente de 21,720.00 pesos a 434,000.00 pesos (art. 994, fracc. II, LFT).

(Con información de IDC online)

también te puede interesar