El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mundo Laboral y RR.HH.

Golpea Covid-19 a millennials en su orgulloso y porvenir

Por: Arturo Rivero

¿Y ahora que harán los millennials que están acostumbrados a dejar o rechazar los empleos tradicionales porque según sus criterios, no están dispuestos a estar en un lugar que no los hace felices, no les pagan bien y se consideran extremadamente preparados para los puestos que se les asignan, ante un mercado laboral mexicano desquebrajado por la pandemia y donde los empleos se contarán a cuentagotas?

Los millennials están en un callejón sin salida. El mundo, incluido México, se ha visto sacudido por la pandemia y los mercados laborales sufrirán las consecuencias al limitarse la oferta de trabajo donde además, las condiciones laborales no serán favorables. 

Tradicionalmente los millennials dejaban sus empleos porque en su pensamiento "el empleo para siempre se acabó". 

"No vamos a perder el tiempo y nuestros años, ni nuestro esfuerzo en algo que no nos hace felices y nos realiza", me contó Pamela de 28 años hace unos meses, antes de la pandemia. 

Valentonada, recuerdo, me dijo que si un jefe no los respeta, ellos menos. 

Otros millennials antes de la llegada del coronavirus aseguraban que seis días de vacaciones al año era una burla para ellos y mejor estaban dispuestos a emprender  a trabajar de freenlance. 

Pero un virus los paró en seco, dijo Javier Martínez, consultor en talento humano. 

"Los millennials son jóvenes que han sido formados de mejor manera en las universidades. Es una generación que nació con otro chip. Tienen una mentalidad ganadora y son desafiantes con los entornos laborales. 

"Su pecado es ser sobrados. Lo creen saberlo todo y pocos los merecen. Muchos suelen abandonar su primer o segundo empleo porque no los llena y deciden emprender", destacó. 

Sin embargo, Martínez aseguró que la pandemia hirió de muerte a esta generación de jóvenes. 

"Los millennials no encontrarán el empleo soñado. Si les costaba antes de la pandemia, ahora más porque pasarán años para que lo puedan encontrar. Hoy no tendrán otro camino que agarrar lo que encuentren. 

"Es un duro golpe para su orgullo. No tienen tampoco condiciones para emprender. Una ironía, el virus los va a centrar, aunque es una pena que estos jóvenes con una preparación superior al promedio, se pierda", concluyó. 

 

también te puede interesar