El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mercado Laboral

Piden copiar a los chinos para mejorar salarios

Por: Redacción/El Pulso Laboral

La industria china tiene una imagen mundial de ser especialista en copiar a la competencia, pero ahora representantes de los trabajadores proponen que sea México el que aprenda del país asiático.

La Federación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (Froc-Croc) y el Centro de Reflexión y Acción Laboral (Cereal) consideran que la brecha salarial entre China y México tiene sus raíces en la falta de intervención estatal en la economía, de protección a los derechos laborales de los obreros mexicanos y de fortaleza del mercado interno.

Y es que aunque China conserva la imagen del paraíso de la mano de obra barata, los ingresos de los obreros manufactureros del país asiático ya superan a los de los mexicanos.

La diferencia salarial entre los dos países es de 42.7 por ciento en contra para los trabajadores nacionales, concluyó un análisis del Grupo Financiero Banorte-Ixe. Esto implica que por cada 100 pesos que gana un mexicano, en promedio un chino recibe casi 143.

En 2015, el salario anual de un obrero chino era de 9 mil 745 dólares en promedio, es decir, 173 mil 200 pesos al año ó 14 mil 433 pesos mensuales. El sueldo de un mexicano fue de 6 mil 829 dólares, equivalentes a 121 mil 372 pesos al año, alrededor de 10 mil 110 pesos al mes.

Así, mensualmente, los obreros asiáticos ganan hasta el equivalente a 4 mil pesos más que los mexicanos.

Jorge Barajas, director de Comunicación del Cereal, organización no gubernamental que ofrece asesoría a los trabajadores, los obreros chinos han contribuido a la defensa de su salario y condiciones dignas de trabajo, a diferencia de los mexicanos, desprotegidos y con miedo en su mayoría.

“Trabajadores chinos del sector automotriz forzaron y presionaron, tanto a las empresas como al gobierno a decretar ciertos aumentos salariales, mientras que en México se vivió la tendencia contraria: una clase obrera sumisa que vive con miedo, que tiene muy pocos recursos legales para defender sus derechos, y que se basa en un modelo de atracción de IED (inversión extranjera directa)”, mencionó.

“El salario y el poder adquisitivo de los trabajadores mexicanos ha ido a la baja de manera preocupante, ya en los últimos lugares a nivel mundial”, manifestó el integrante de Cereal, quien criticó la política económica nacional de mantener buenos macroindicadores, sin que repercuta en una suficiente calidad de vida para el trabajador.

En suma, Barajas cree que la clase obrera mantiene contradicciones que le impiden luchar por mejores salarios.

“Hay un malentendido en la clase obrera, especialmente el sindicalismo, que en términos reales no existe ni defiende los derechos de los trabajadores; y los mexicanos, especialmente los poderosos, creen que éstos son más perjudiciales. Eso hace que el trabajador no esté representando”, declaró.

Barajas mantiene que la clase obrera sólo elevará sus sueldos si comienza a organizarse colectivamente.

también te puede interesar