El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mercado Laboral

¡Por fin! Reconocen empleos en cárceles

Por: Daniel Lee

México contará con una Ley Nacional de Ejecución Penal que modifica sustancialmente el régimen penitenciario actual. Con esta legislación, se reconocen nuevas modalidades de empleo para que la persona privada de la libertad tenga la posibilidad de desempeñar una actividad productiva.

De esta manera, las cárceles no serán más centros de convivencia y desarrollo de la delincuencia, ni escuelas del crimen, sino espacios que aseguren el cumplimiento de la pena en prisión sin menoscabo a la dignidad y desarrollo de las personas.

El espíritu de esta ley se basa en esquemas a través del autoempleo, a cuenta de terceros por contratación, o bien, a través de actividades productivas para fines del sistema de reinserción. Lo anterior, de acuerdo con los principios, garantías y derechos humanos.

En comisiones, el Senado de la República, aprobó el dictamen de la Ley Nacional de Ejecución Penal, con la que cierra una etapa de la historia difícil en el país.

Esta Ley tiene por objeto establecer las normas que habrán de observarse durante el internamiento por prisión preventiva, en la ejecución de penas, y en la medida de seguridad impuestas como consecuencia de una resolución judicial condenatoria.

Los aspectos más relevantes para generar el cambio de paradigma en el sistema penitenciario, está en el reconocimiento de la persona privada de su libertad como sujeto de derechos, y no como reo o prisionero, concepto ya ha superado en la norma constitucional.

La ley establece cinco ejes de reinserción social: respeto a los derechos humanos, trabajo y capacitación para el mismo, educación, salud y deporte para que la persona privada de la libertad no sienta una merma mayor en su desarrollo.

También se establece la existencia de un plan de actividades que será diseñado con la participación de la persona sentenciada en el trabajo, ya no será el único incentivo que tenga para lograr su desarrollo la obtención de beneficios.

En México hay 418 centros penitenciarios los cuales se dividen en 11 centros que dependen del Gobierno Federal, 306 de los gobiernos estatales, 10 centros del Gobierno de la Ciudad de México y 91 que están en manos de los gobiernos municipales, los cuales a partir de la entrada en vigor de esta ley estarán regidos por un nuevo Sistema Nacional Penitenciario con lo cual, se prevé se dará un paso histórico en México.

también te puede interesar