El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mundo Laboral y RR.HH.

Destaca STPS beneficios de evitar incrementos por abajo de la inflación

Por: Arturo Rivero

La aplicación anual de los salarios mínimos generales o profesionales o la revisión de los mismos nunca estará por debajo de la inflación observada durante el periodo de su vigencia, aseguró la Secretaría del Trabajo y Previsión Social. 

"Esta iniciativa tiene que ver con la consolidación de uno de los grandes logros de la cuarta transformación; relacionadas con la política salarial, donde el poder adquisitivo se ha recuperado en términos reales en 217 por ciento en la zona libre de la frontera norte, y de 110 por ciento en el resto del país, pasando de 88 pesos en el año 2018, a 375 pesos en la zona libre de la frontera para este año, y 249 pesos también para este año, en el resto del país", explicó Marath Baruch Bolaños, Secretario del Trabajo y Previsión Social. 

 Agregò que  durante el periodo neoliberal se perdió el poder adquisitivo del salario mínimo en un 70 por ciento.

"La teoría económica de los gobiernos del régimen neoliberal apostó por una política de salarios bajos que haría atractiva a la inversión que controlaría la inflación, pero quedó demostrado que dichas medidas lo único que resultaron fue el empobrecimiento de las y los trabajadores del país.

"Y en ese sentido, como ya mencioné, en la política de ingresos y de salarios de la Cuarta Transformación, se ha recuperado ya el poder adquisitivo del salario mínimo en un 110 por ciento en términos reales, y esto, no ha generado inflación, y también hay que mencionar que ha contribuido a que haya un incremento del 18 por ciento en el salario promedio registrado en el IMSS", apuntó. 

 De esta manera, dijo, cuatro millones de personas, también se facilitó a través del aumento de los salarios, que pudieran salir de la condición de pobreza, justamente por este incremento en su ingreso. 

Y además, destacó,  si hay que mencionar que a través del aumento de los salarios, se ha contribuido a una reducción de la brecha de género entre mujeres y hombres en materia también salarial.