El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mercado Laboral

Invertir en diversidad de género genera beneficios a empresas

Por: Redacción/El Pulso Laboral

Jueves 19 de mayo 

Invertir en diversidad de género en el lugar de trabajo es rentable tanto para las compañías como para los inversionistas y Morgan Stanley realizó la investigación y el análisis cuantitativo para fundamentarlo.

Los retornos relativos a la posible relación entre equidad y composición de género en la base de empleados demuestra que si se tiene mujeres empleadas en el tercio más alto de la estructura de personal de la empresa, el retorno es de 2 por ciento, mientras que si se tiene mujeres sólo en el tercio más bajo de la base del personal, el retorno es negativo en hasta 1.8 por ciento, según la investigación de Morgan Stanley Research.

Los equipos de Inversión Responsable y Sostenible y Análisis Cualitativo Global de la firma, recolectaron datos alrededor del mundo y crearon un marco de diversidad de género patentado para la clasificación de las poblaciones de más de mil 600 en todo el mundo.

Este nuevo enfoque demuestra que compañías con mayor diversidad de género ofrecen retornos similares con menor volatilidad, con significativas implicaciones para la inversión y el comportamiento corporativo.

A pesar de las mejoras, las mujeres continúan estando poco representadas de manera significativa en el lugar de trabajo, equivalen apenas a un tercio de todos los empleados a nivel mundial y menos de una cuarta parte de los puestos directivos.

“Sin embargo, el porcentaje de mujeres empleadas de una empresa está positivamente correlacionado con su rendimiento sobre el capital”, expone Eva Zlotnicka, analista principal del informe SRI, “Un marco para la Diversidad de Género en el lugar de Trabajo”.

Explica que a mayor diversidad de género, sobre todo en entornos corporativos, puede traducirse en una mayor productividad, mayor innovación, una mejor toma de decisiones y una mayor retención y satisfacción de empleados.

Entre las conclusiones del reporte, señala que las empresas de alta diversidad de género han entregado ligeramente mejores rendimientos con una volatilidad más baja, en comparación con sus pares del sector con una diversidad inferior y han superado moderadamente en promedio en los últimos cinco años.

Las diferencias salariales para las directoras y ejecutivas han sido inferiores en Norteamérica que en Europa o Asia y el Pacífico, excluyendo Japón, durante los últimos diez años. A nivel mundial, las diferencias en la retribución es más alta en los sectores de servicios y materiales. El sector tecnológico tiene la más baja representación femenina en sus juntas directivas.

Fuente: El Financiero 

también te puede interesar