El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mercado Laboral

Suicidio centra atención en alto estrés de ejecutivos

Por: Redacción/El Pulso Laboral

Sábado 4 de junio de 2016 

El último suicidio de un alto ejecutivo en Suiza centró la atención en el rico país alpino y en el nivel de estrés que hay sobre los altos ejecutivos, su capacidad para lidiar con la repentina pérdida del trabajo y si la sociedad suiza crea presiones especiales sobre ellos.

Seguros Zurich anunció que Martin Senn, su ex director ejecutivo, se quitó la vida, seis meses después de haber salido de la aseguradora en condiciones que no se aclararon.

Su muerte se produce tres años después de que Pierre Wauthier, entonces director de finanzas de Zurich, también se quitó la vida. Otros suicidios de alto perfil incluyen el de Carsten Schloter, director ejecutivo de la compañía de telecomunicaciones Swisscom. En 2008, Alex Widmer, director ejecutivo de Julius Baer, el banco privado suizo, también se quitó la vida.

Los que lo conocieron dijeron que Senn tenía dificultades para lidiar con su repentino cambio de condición. El trastorno pudo contribuir a una depresión, según los expertos.

“Si te encuentras en un lugar alto en la jerarquía y tienes una psicología dominante, y defines tu vida y valores como tal, puede ser muy perjudicial para tu bienestar psicológico perder tu posición”, dijo el doctor Thomas Heinsius, jefe médico de Policlinic de Winterthur para psiquiatría integrada, cerca de Zúrich. “Te deprimes si tu repertorio psicológico no está suficientemente equipado para hacer frente al nuevo reto”.

“Las personas con altos puestos que pierden su trabajo a menudo caen en un pozo profundo”, agregó Rolf Butz, director de la sucursal en Zúrich de la asociación de empleados profesionales de Suiza. “Es difícil definir su vida más allá de su profesión, su función, su estatus”.

Los problemas emocionales pueden ser más agudos en Suiza. La élite empresarial se mueve en círculos relativamente pequeños y la pérdida del empleo puede llevar a una exclusión de las relaciones sociales.

La salida de Senn de Zurich fue repentina. Después de perder su empleo también renunció como presidente a la cámara de comercio Suizo-Americana.

“La tasa de suicidios en Suiza no está muy lejos de la tasa europea, pero tal vez los hombres suizos están menos acostumbrados a compartir sus emociones y a pedir ayuda. Tal vez es más difícil perder tu estatus en un país pequeño, donde no puedes cambiar fácilmente de ciudad”, dijo Heinsius.

El ambiente empresarial en Suiza puede ser rígido; un ex empleado de Zurich se quejó de que se desalentó a que hubiera un debate abierto sobre la muerte de Wauthier en 2013.

Algunas personas en Suiza también señalan que hay una cultura que “acepta menos el fracaso” que en EU —la idea de que te puedes recuperar después de tener un revés—, lo que significa que los riesgos son aún mayores para los directores ejecutivos. A menudo ya no se vuelve a saber de las personas que quedaron involucradas en grandes fracasos corporativos.

Fuente: Milenio Diario 

 

también te puede interesar