El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mercado Laboral

Discapacitados, la hora de hacerles justicia

Por: En Opinión de El Pulso Laboral

Aspirar a un crecimiento inclusivo significa garantizar a todos los ciudadanos acceso y oportunidades, hacerlos partícipes activos en la sociedad y la economía, construir una sociedad más cohesionada, reducir la pobreza y la exclusión social, pero sobre todo, eliminar los obstáculos a la participación en el mercado laboral, especialmente para las mujeres, los trabajadores de mayor edad, los jóvenes, los inmigrantes en situación regular y aquellos en una situación de discapacidad.

Estos últimos históricamente han tenido unas tasas de participación en la actividad y de ocupación muy inferiores a las del resto de la población en edad de trabajar. Al no poder acceder a un trabajo, o peor aún, en igualdad de condiciones que el resto, es algo que debe cambiar de una vez por todas.

Es cierto que el momento económico actual es especialmente difícil para las personas con discapacidad, de ahí la imperiosa necesidad de impulsar más políticas públicas para facilitar el tema de la contratación, incluso por qué no, mediante el acompañamiento de una fórmula de incentivos que atraiga y sea acogida por los propios empleadores.

Es importante garantizar que los derechos de las personas con discapacidad se respeten. Los problemas de inserción laboral de este gran capital humano responden a muchos factores, y uno de ellos es la actitud negativa de una parte de los empleadores, o los responsables de recursos humanos, que revela un prejuicio inicial hacia las capacidades potenciales de estas personas.

Es una lástima que no dispongamos de datos suficientemente actualizados que permitan conocer en qué medida los niveles de empleo de las personas con discapacidad se están viendo afectados. Las encuestas sobre discapacidad, aunque proporcionan datos de gran interés sobre la situación laboral, tienen una periodicidad demasiado amplia. Existen distintos tipos de discapacidades, estas son: motriz, visual, mental, auditiva, del habla, de atención y aprendizaje, y de autocuidado.

En 2013 se presentó la Encuesta Nacional de Percepción de Discapacidad en Población Mexicana (ENPDis 2010). Dicho muestreo fue el primero sobre el tema realizado en nuestro país, y en este se precisó que existían 6 millones 580 mil 841 mexicanos que viven con algún tipo de discapacidad, es decir el 6.2 por ciento del total de la población. De este porcentaje señala que el 52.2 por ciento son mujeres y el 47.5 hombres.

Hacia finales de 2012, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) señalaba que 6.6 por ciento de la población mexicana reportó tener una discapacidad, siendo en su mayoría las personas adultos mayores, con 51.4 por ciento.

Otros datos que arroja la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares 2012 (ENIGH 2012), en el país existen 31.5 millones de hogares, de ellos 6.1 millones reportan que existe al menos una persona con discapacidad; es decir, en 19 de cada 100 hogares vive una persona que presenta alguna dificultad, de ahí, la gran relevancia de esa iniciativa que será ´presentada ante la Cámara de Diputados para que el 3 por ciento de las vacantes ofertadas por el sector público y privado en México pasen a ser ocupadas por personas con discapacidad. Sin duda, sería un gran logro, pero apenas hablamos del comienzo.

(Con información de Daniel Lee) 

 

también te puede interesar