El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mercado Laboral

Los nuevos modelos laborales para papás

Por: Claudia Cervantes

Domingo 19 de junio

 

Hoy en día todavía existen prejuicios y estereotipos que giran en torno a la conciliación de la vida laboral y familiar, relacionando ésta única y exclusivamente con las mujeres. Sin embargo, los hombres también son padres y, al igual que sus parejas, son responsables de la crianza de los hijos y de lo que conlleva gestionar un hogar.

En México, el número de hogares biparentales donde la mujer es la jefa de familia se ha al menos duplicado en los últimos 20 años, de acuerdo a cifras del INEGI, y esto aunado al aumento proporcional de padres solteros o divorciados ha generado una mayor participación del hombre en las tareas del hogar y el cuidado de los hijos.

Este fenómeno ha propiciado además, una mayor equidad de género y equilibrio entre las actividades laborales y las del hogar, y por lo tanto una mejor calidad de vida. Pero, ¿por qué sigue existiendo el juicio preconcebido de que esa responsabilidad pertenece enteramente a la mujer?

Aunque existen muchas razones por las cuales la responsabilidad compartida ha resultado en un esquema que avanza lentamente, uno de los principales motivos está estrechamente vinculado a la vida laboral.

Según Karen Mattison, fundadora de la empresa que promueve los trabajos flexibles TimeWise Jobs, el comentario más recurrente con el que se encontró después de llevar a cabo una investigación acerca de por qué los hombres no buscan trabajos de medio tiempo para colaborar con las labores domésticas, fue que quienes trabajan a tiempo parcial tienen miedo a ser percibidos como poco ambiciosos.

Mattison afirma que actualmente el desafío que enfrentamos como sociedades es el desmontaje del mito, esa percepción anticuada de lo que significa el trabajo flexible y para quiénes aplica, pues no hay un único género que requiera este tipo de empleos.

“Lo cierto es que aceptar la responsabilidad total de los hijos no es tarea fácil, pues hay que combinar muchas obligaciones que van desde buscar un equilibrio del tiempo que se dedica en la oficina y el tiempo que se destina a los hijos, a preparar la comida, arreglar el hogar, lavar la ropa, ayudarlos en las tareas escolares y estar pendientes de ellos en general”, dijo.

En las parejas en que uno de los progenitores absorbe la totalidad de las funciones para la crianza, ese cónyuge se enfrenta a una fuerte carga de trabajo no remunerada que es difícil compaginar con la vida laboral si se mantienen los modelos tradicionales.

La importancia de las nuevas modalidades de trabajos flexibles, esquemas de home office y trabajo remoto -tanto para hombres como para mujeres- reside en que le posibilitan a los padres pasar más tiempo de calidad con sus familias a la vez que ayudan a eliminar la culpabilidad que sentían las mujeres en épocas anteriores al no dedicarse de lleno a los niños y al verse obligadas a frenar su desarrollo profesional a la vez que se abre la posibilidad de que el peso de las responsabilidades familiares recaiga en ambos como equipo.

 

también te puede interesar