El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mercado Laboral

Lactarios en las empresas

Por: Redacción/El Pulso Laboral

Martes 9 de agosto 

Las mujeres que trabajan constituyen en la actualidad una gran fuerza en nuestro país, y se estima que 49 por ciento de las mujeres en edad fértil trabajan.

Por otra parte, de acuerdo con cifras oficiales, ta tendencia a dar pecho va en disminución, sólo 14.4 por ciento de las mujeres que trabajan dan leche materna a sus hijos.

Horado Reyes, presidente de la Asociación Prolactancia Materna -institución que fomenta, protege y apoya la lactancia materna-, señala que México es uno de los últimos países en América en favorecer la lactancia.

Advierte que se ha creado una cultura con ¡deas erróneas que pueden perjudicar el desarrollo de los niños; por ello se ha convertido en un tema importante en empresas e instituciones.

Destaca que es un gran reto cambiar la cultura para favorecer la lactancia materna porque no se han valorado sus beneficios.

Por ejemplo, precisa, la Cámara de Comercio de Texas plantea que por cada dólar invertido en lactancia se recuperan tres dólares, porque el bebé, al recibir leche materna, se enferma menos, la madre falta menos al trabajo para cuidar a su hijo enfermo, está menos preocupada y se vuelve más productiva y leal a la empresa que la apoya.

Asimismo, el presidente de la Asociación Prolactancia Materna comenta que hay estudios que hablan de beneficios adicionales para la madre que da pecho, como la disminución del cáncer de mama y de ovario, y la posibilidad de bajar de peso más rápido después del parto.

A esto agrega la importancia que tiene el contacto físico de la madre con el bebé para su salud emocional del niño, como lo han demostrado innumerables estudios psicológicos, y desde el aspecto físico, añade, hay menor propensión del niño a la diabetes, leucemia, muerte de cuna y obesidad, porque la leche materna tiene nutrientes naturales para fortalecer su salud.

Horacio Reyes resalta que este año se reforzó el artículo 170 de la Ley Federal del Trabajo, que especifica que las madres pueden amantar a sus hijos en salas de lactancia adecuadas e higiénicas en dos intervalos de media hora cada uno o reducir en una hora su jomada de trabajo; el periodo de lactancia puede abarcar hasta los dos primeros años.

El directivo reflexiona en que todavía son muy pocas las empresas que tienen un espacio dedicado y privado (lactario) para que las mujeres puedan amamantar a sus hijos o extraerse la leche; generalmente lo realizan en el baño o en una oficina.

Pareciera algo inapropiado, complicado o indebido en el entorno laboral, por ello las madres prefieren evitarlo.

El personal de salud en los hospitales y clínicas, explica Horacio Reyes, necesita mayor preparación en este tema para asesorar adecuadamente a las madres durante el embarazo; las mujeres regresan al trabajo y no saben que pueden seguir lactando o realizarse una extracción segura de la leche para dársela posteriormente a su bebé.

Sin refrigerar la leche materna puede conservarse hasta 8 horas, refrigerada puede durar 3 días y congelada de 3 a 6 meses. Así, las mujeres que trabajan pueden organizarse para extraerse la leche cada 4 horas y generar un banco de leche para su bebé.

Fuente: Reforma

 

también te puede interesar