El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mercado Laboral

Jornadas laborales extenuantes pega a productividad

Por: Redacción/El Pulso Laboral

Sábado 5 de noviembre 

 

En una entrevista radiofónica para Grupo Radio Centro, el académico de la Facultad de Medicina de la UNAM, Rodolfo Nava, estableció que el exceso de trabajo disminuye calidad de vida y por ende impacta en la productividad. Y se refirió a las enfermedades que causan las largas jornadas laborales.

Partiendo de que hoy día los horarios son mucho más extenuantes que en otros tiempos, ello, dijo, genera alteraciones en tres esferas: la física, la psicológica y la social.

Paralelamente, genera estrés, sedentarismo, y eso va a hacer que por falta de tiempo la persona no dedique ningún espacio para hacer ejercicio, puesto que ese tiempo lo está trabajando.

Esto, dijo, va de la mano con una mala alimentación y el abuso de sustancias como el café o el tabaco por la necesidad de estar despierto, el alcohol y en ocasiones otro tipo de estimulantes, va a haber disminución de la productividad y sobre todo la falta de descanso.

De esta manera, “el estrés laboral aparece cuando las exigencias del entorno laboral superan la capacidad de las personas para hacerles frente y mantenerlas bajo control; es decir, tiene que haber un nivel de excesivo estrés pero se puede manejar, en el momento en que eso ya no es posible te va a generar alteraciones muy importantes, una de ellas es el incremento de la hormona cortisol”.

Explicó que el cortisol se incrementa de manera importante cuando se está expuesto a factores estresantes y en el trabajo son por lo menos diez, 12 o 14 horas diariamente seis días a la semana, esto va a provocar incremento del nivel de azúcar en la sangre que puede generar diabetes Mellitus.

“Se deprime el sistema inmunológico, lo cual hace las personas más susceptibles a infecciones, se estimula la secreción de ácido gástrico, lo cual hace que se pueda padecer gastritis e incluso úlcera gástrica.

En las mujeres favorece el desarrollo de osteoporosis y abortos espontáneos, desde luego aumento de la presión arterial, lo cual puede llevar al infarto y consecuentemente a la muerte.

“Un problema es que no existe la sensibilidad suficiente por parte de los patrones para tener trabajadores sanos que siempre van a ser más productivos”, apuntó.

En la entrevista realizada para Formato 21, el especialista indicó que otro problema es el tiempo de traslado.

Si las personas están haciendo una hora, hora y media o dos horas de la casa al trabajo y después del trabajo a la casa, se está aumentando tres o cuatro horas diarias de jornada.

El trabajador llega cansado al trabajo, y de regreso, después de la jornada de trabajo y las presiones del mismo, llegan a sus casas en condiciones verdaderamente deprimentes casi para llegar a desmayarse.

Fuente Grupo Radio Centro

también te puede interesar