El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mercado Laboral

Aumentaron 3.5 por ciento demandas ante la JLCA en un año: Darlene Rojas

Por: Redacción/ El Pulso Laboral

Jueves  17 de noviembre de 2016

El número de demandas interpuestas ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA) aumentó 3.5 por ciento, de noviembre de 2015 a octubre pasado, con un total de 34 mil 190, informó la presidenta del organismo, Darlene Rojas Olvera. 

A unas horas de rendir su cuarto informe de labores, reconoció que la difícil situación económica ha llevado al cierre de empresas, así como a la rotación de personal, despido injustificado o sin el pago correspondiente de su salario y prestaciones. 

La incorporación de la firma electrónica y los juicios en línea han contribuido a incrementar en 5.5 por ciento los juicios terminados en dicho lapso, de 36 mil 547 a 38 mil 554, aunque continúa la sobrecarga de trabajo en 18 juntas, señaló. 

El proceso de conciliación entre las partes ha evitado que 6 mil 900 casos se hayan ido a juicio, donde la resolución puede tardar de tres a cuatro años en detrimento de les trabajadores, algunos de los cuales, reconoció, lo abandonan. 

Mientras que otros no reciben el monto que les corresponde, aun cuando la sentencia sea en su favor, porque la empresa carece de bienes muebles e inmuebles para hacer frente al pago, quedándose archivados, siendo los casos más antiguos de 1999, indicó. 

La JLCA, sin embargo, tiene cien mil asuntos en trámite, por lo que se requiere una mayor inversión en la impartición de justicia para la creación de más juntas, a fin de reducir la caiga de trabajo que enfrentan y resolver en menor tiempo los casos. 

En las juntas 19 y 20, por ejemplo, se radican alrededor de 120 casos mensuales contra 700 en las otras 18 juntas en promedio, lo cual se refleja en una reducción hasta de 90 por ciento en el tiempo de resolución, aun cuando alrededor de 60 por ciento recurre al amparo para cambiar la sentencia, lo cual sucede en uno de cada tres casos, señaló. 

Confió en que la conversión de las juntas a tribunales y su adscripción al Poder Judicial "no sólo sea una cuestión de nomenclatura, sino que se les dote de las herramientas y persona] necesario para que funcionen y se modifiquen los procesos que se realizan, para evitar cuellos de botella". 

Hoy, comentó, se está en la última fase de aprobación de ese camino, donde falta pasar por 17 congresos estatales, a lo cual seguirá la creación de los tribunales y un organismo de conciliación; "mientras, continuamos con la atención de esos cien mil casos, de los cuales 70 por ciento ya están digitalizados, para evitar una posible pérdida de fojas, como llegó a suceder". 

Mencionó que de continuar la actual forma de trabajo podría llevar 10 años, cuando debemos caminar hacia una justicia laboral más expedita. 

Fuente: La Jornada

también te puede interesar