El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mercado Laboral

Persiste desigualdad en el ingreso entre mujeres y hombres

Por: Daniel Lee

La Conferencia Nacional de Legisladoras acordó adoptar agenda de género y propiciar empoderamiento de mujeres. 

Para lograr la institucionalización de las políticas públicas de igualdad de género, es necesaria la incidencia y participación de las mujeres en el poder público, para que se fortalezca su participación y se transparente su asignación, así como el empleo, destino y justificación de los recursos financieros, para impulsar el liderazgo del sector femenino.

Así quedó de manifiesto en la clausura de los trabajos de la Conferencia Nacional de Legisladoras (CONALEG), donde diputadas locales y federales, presidentas municipales, síndicas y regidoras, donde acordaron adoptar de manera prioritaria la agenda de igualdad de género y generar una plataforma de empoderamiento de las servidoras públicas.

Entre los acuerdos de la CONALEG destacó el institucionalizar las políticas públicas de igualdad, armonizar los marcos normativos para alcanzar el ejercicio pleno de los derechos de las mujeres Y la inclusión de paridad en las candidaturas a los diversos puestos del poder público.

De igual manera, transformar las políticas asistencialistas dirigidas a las mujeres en políticas de empoderamiento económico y desarrollo sostenible; garantizar una vida libre de violencia, el acceso a la justicia y el alcance igualitario de oportunidades.

En tanto, la presidenta de la Comisión de Igualdad de Género del Senado de la República, Diva Hadamira Gastélum Bajo, añadió que el trabajo legislativo pendiente en materia de derechos de las mujeres es reformar los ordenamientos respecto a partidos políticos, instituciones electorales, y sancionar a quien no dé oportunidad a una mujer de desempeñarse en un cargo público.

La representante de ONU Mujeres en México, Ana Güezmes García, expresó que en este país, ser mujer joven, migrante, indígena, con alguna discapacidad o lesbiana trae marcas de discriminación. “Por eso tenemos que hablar siempre desde la perspectiva de la no la discriminación”.

Se pronunció por poner fin a todas las formas de discriminación, principalmente para las trabajadoras del hogar, es decir, para las 2.3 millones de mujeres que, de acuerdo con la ley, tienen una jornada laboral y prestaciones diferentes, como parte de una figura de discriminación. Sugirió que México ratifique el convenio sobre las trabajadoras del hogar.

Otros retos, afirmó, es poner fin a la violencia en todas sus formas; eliminar el embarazo adolescente y el matrimonio en menores de 15 años; reconocer el trabajo no remunerado, dado que en México, sólo el 44 por ciento de las mujeres participa en el mercado laboral y por cada 10 horas de trabajo, seis las laboran mujeres y cuatro los hombres.

Ana Güezmes hizo votos por garantizar el acceso universal a la salud sexual y reproductiva; emprender una armonización legislativa y destinar mayores presupuestos para la igualdad de género, pues en México es el 0.5 por ciento.

“Al ritmo que vamos se tardarán 80 años para lograr la igualdad en el ámbito laboral. Necesitamos inteligencia y medidas afirmativas. La transversalidad no es suficiente, se requieren acciones que permitan acortar el camino y generar un cambio cultural hacia la idea de la igualdad sustantiva”, añadió.

también te puede interesar