El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mercado Laboral

Ultimátum por TLCAN: "Renegociamos o nos salimos"

Por: Redacción/El Pulso Laboral

A unos minutos de haber tomado posesión como presidente número 45 de Estados Unidos, Donald Trump materializó su advertencia de renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) o bien, dar por terminado dicho acuerdo si México y Canadá se niegan a modificarlo y otorgar mayores beneficios a la clase trabajadora estadounidense.

“El presidente Trump está comprometido a renegociar el TLCAN. Si nuestros socios se rehúsan a una renegociación que otorgue a los trabajadores estadounidenses un acuerdo justo, entonces el presidente anunciará su intención de que Estados Unidos abandone el acuerdo”, indicó este viernes la Casa Blanca en su página de internet.

Trump no mencionó a México en su discurso de toma de posesión ni ofreció detalles sobre sus políticas comerciales, sin embargo, en la página oficial de la Casa Blanca fueron publicados algunos mensajes que incluyen los ejes clave de su gobierno.

Bajo el apartado “Acuerdos Comerciales que funcionen para todos los estadounidenses”, el gobierno entrante confirmó que lanzará una estrategia de renegociación con Canadá y México para reunirse con un equipo de funcionarios que negocie y modifique el acuerdo que está en vigor desde 1994.

“Con una amplia experiencia en negociaciones, el presidente (Trump) comprende lo crítico que es poner a los trabajadores y a las empresas estadounidenses por delante. Con acuerdos justos y sensatos, el comercio internacional puede hacer crecer nuestra economía, regresar millones de empleos a suelo americano y revitalizar nuestras golpeadas comunidades”, indicó la Casa Blanca en su mensaje.

El gobierno de Enrique Peña Nieto ha dicho que está en disposición de renegociar el TLCAN, y así lo dejó en claro al propio Donald Trump cuando visitó Los Pinos el año pasado.

La semana próxima, el canciller mexicano, Luis Videgaray, y el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, viajarán a Washington para iniciar los primeros contactos con el gabinete de Trump.

Bajo las reglas del TLCAN, cualquier socio puede salirse del acuerdo aduciendo el artículo 2205 del convenio. Si Estados Unidos o cualquier socio notifica a sus contrapartes su intención de abandonar el tratado, la salida será efectiva en seis meses.

Gran parte de las promesas de campaña de Trump consistieron en hacer las inversiones y los empleos en Estados Unidos regresen a suelo americano, pues el entonces candidato criticó que México obtenía los mejores beneficios del TLCAN.

Trump ha amenazado con imponer aranceles de hasta 35% a las importaciones desde México, y recientemente ha convencido a varias armadoras de automóviles a que mantengan sus inversiones en Estados Unidos en detrimento de su vecino del sur.

En sus mensajes publicados en internet este viernes, la Casa Blanca confirmó que abandonará el Acuerdo Transpacífico (TPP) y prometió que se asegurará que cualquier nuevo tratado sea beneficioso para los trabajadores estadounidenses.

Y EL MURO
En el apartado sobre leyes y seguridad, el nuevo gobierno de Trump reiteró su intención de construir un muro en la frontera con México, una de sus más fervientes promesas de campaña.

“El presidente Trump está comprometido a construir un muro en la frontera para detener la migración ilegal, frenar las pandillas y la violencia, y detener la llegada de drogas hacia nuestras comunidades”, indicó la Casa Blanca en su página web.

El costo por una eventual construcción del muro ha sido objeto de polémica entre ambos gobiernos, ya que mientras Trump sostiene que México pagará por su construcción, Enrique Peña Nieto ha insistido que México no participará en su financiamiento.

La nueva administración también reiteró sus promesas de campaña acerca de deportar a los migrantes que tengan antecedentes criminales y que podrían llegar a entre 2 y 3 millones.

“Hacer efectiva la ley también significa deportar migrantes ilegales que tengan récords criminales y que han permanecido dentro de nuestras fronteras”, indicó la Casa Blanca.

PLÁTICAS
Los secretarios de Relaciones Exteriores y de Economía, Luis Videgaray e Ildefonso Guajardo, serán los funcionarios mexicanos encargados de sostener las primeras reuniones de alto nivel con el gobierno de Donald Trump.

La Cancillería mexicana detalló en un comunicado el jueves que las negociaciones serán bilaterales los días 25 y 26 de enero.

Por su parte, en los próximos días, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, podría tener comunicación directa, posiblemente a través de una llamada telefónica, con Trump, dijo este viernes el secretario Luis Videgaray.

Fuente: Expansión

 

 

también te puede interesar