El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mundo Laboral

Prevén conciliación laboral exprés

Por: Redacción/El Pulso Laboral

A partir de la puesta en marcha de la reforma a la justicia laboral, los juicios podrían resolverse de tres a seis meses, a diferencia de los tres años que se llevan actualmente, dijo Ángela Quiroga Quiroga, titular de la Unidad de Enlace de la Reforma de Justicia Laboral de la Secretaría del Trabajo.

El paso de las Juntas de Conciliación y Arbitraje a los tribunales supone que se privilegiará el acuerdo entre los trabajadores y patrones en conflicto.

"La ley establece que habrá una primera audiencia obligatoria, el ideal sería que se pudiera llegar a los acuerdos básicos para que en una segunda audiencia se establecieran acuerdos específicos y que se pudiera llegar a una conciliación que será cumplida por las dos partes y no llegar nunca a un tribunal.

"Si no se logra la conciliación y se llega a tribunales, esperaríamos que el estándar más aceptable sería de tres meses, en promedio seis y no llegar a más de nueve", afirmó Quiroga Quiroga.

Esta reforma está a punto de promulgarse debido a que 17 los estados ya aprobaron la reforma en la materia.

Quiroga dijo que esta reforma ayudará a terminar con la simulación sindical, pues se operará el Registro Nacional de Organizaciones Sindicales y de Contratos Colectivos de Trabajo, con lo cual se terminarán los llamados contratos de protección. A esto se sumarán las verificaciones que realiza el personal de la Secretaría.

"Se pretende que a través de una nueva regulación con respecto a los procedimientos de registro se disminuya la simulación de sindicatos que en realidad no están buscando la protección de derechos laborales sino sacar provecho y les permita simular el ser un organismo de protección laboral cuando no lo son", explicó.

La implementación de esta reforma enfrenta varios retos, como la selección y capacitación de quienes participen como operadores en el nuevo sistema de justicia, tanto en los órganos de conciliación como en los de administración de justicia.

La funcionaria detalló que el personal que actualmente trabaja en las Juntas de Conciliación y Arbitraje será evaluado de manera prioritaria para que ingresen a los tribunales supremos.

"En las juntas se encuentran los funcionarios públicos especializados en materia del trabajo, y sus derechos laborales serán protegidos. Se buscará, en la manera de lo posible, que las personas puedan incorporarse a este nuevo diseño institucional de justicia laboral", externó.

Otro es involucrar a litigantes, tanto a defensores de los trabajadores como a abogados patronales, en esta dinámica./Verónica Gascón-Reforma 

también te puede interesar