El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mercado Laboral

Un trabajador mexicano muere cada 8 hrs por un accidente laboral

Por: Redacción/El Pulso Laboral

Una gran estructura de concreto derruida. Albañiles atrapados bajo los escombros.

El saldo: siete muertos y nueve heridos de gravedad. La tragedia del 11 de abril en un estacionamiento en construcción al sur de la Ciudad de México es la punta del iceberg de un problema mayor. México registra un accidente laboral cada 75 segundos y un empleado muere cada ocho horas por lesiones ocasionadas en el trabajo, según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). En 2015, murieron 1107 trabajadores.

"Cuando oyes de un derrumbe, lo primero que piensas es que pudiste haber sido tú y no es justo que gente muera mientras hace su trabajo", lamenta Juan Silva, un albañil de 32 años. Una distracción, un mal paso, un arnés mal colocado, y su vida puede dar un giro radical. Silva trabaja en una obra en la céntrica colonia Condesa que sigue un protocolo estricto de seguridad, pero con ocho años de experiencia reconoce que no en todos los proyectos se siguen las normas. "Trabajar en esto es riesgoso y hay patrones que no ven por su personal", agrega.

"La seguridad de los trabajadores en México pende de un hilo", afirma Érika Yael Carbajal, psicóloga de la Universidad Autónoma Metropolitana.

El IMSS, que ampara a los trabajadores de las empresas privadas, es la única institución en México que reporta cifras sobre riesgos y accidentes laborales. "Una cosa es lo que ocurre y otra lo que se reconoce que ocurre: en el IMSS hay un subregistro del 40% en accidentes y del 90% de las enfermedades", afirma Rodolfo Nava, especialista de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). El escollo puede ser todavía más grande. Ni el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) ni Petróleos Mexicanos, que tiene su propio sistema de asegurados, publican estos datos.

Empleo Informal

La informalidad cuenta otra parte de la historia. Seis de cada 10 mexicanos, cerca de 30 millones de personas, tienen empleos informales y no dejan un rastro cuando sufren algún percance. Con trabajos precarios, sin prestaciones ni seguridad social, tienen que buscar atención médica en otros hospitales públicos, no pueden acudir a los hospitales, y el trámite para exigir una indemnización se dificulta.

"Existe una enorme cantidad de factores de riesgo, ya sean físicos, biológicos y psicosociales, pero los empresarios tienen poco interés en prevenir accidentes y enfermedades, en la mayoría de los casos", señala Nava e indica que en las empresas privadas solo hay 13.000 médicos para los 17 millones de empleados registrados ante el IMSS.

De entre los más de 425.000 accidentes laborales que registró el IMSS en 2015, los últimos datos disponibles, los trabajadores de la construcción se llevan la peor parte. Es la profesión con más incidentes registrados, más de 37.000 casos anuales, y con los accidentes más severos. No hay ningún otro rubro en el que mueran más trabajadores, 220 cada año. Les siguen aquellos que operan con maquinaria pesada y herramientas, con 98 muertes en 2015. El País 

también te puede interesar