El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mundo Laboral

Robots: podemos vivir con ellos

Por: Redacción El Pulso Laboral

Casi la mitad de los empleos en Estados Unidos (46%) está en riesgo y nada tienen que ver nuestros migrantes. Se trata de esas máquinas metálicas, capaces de realizar muchas de las tareas humanas, incluso casarse. I Los robots están adueñándose del mundo ! Y no me refiero únicamente a esos velocísimos robots industriales, empleados en armadoras y otras plantas manufactureras, sino también a humanoides, como Pepper, el robot de servicio que MasterCard desarrolló hace tres años

Investigadores de la Universidad de Oxford y el MIT coinciden en que, en la carrera por conseguir un empleo, los robots están ganando terreno a los humanos. De 1990 a 2007 se perdieron 670,000 empleos en Estados Unidos, que fueron sustituidos por robots. Por cada máquina que se incorporó a un proceso productivo, se destruyeron seis puestos de trabajo y los salarios se devaluaron hasta en 0.75%.

Los empleos más perjudicados fueron las tareas manuales y rutinarias. Los que se salvaron estaban relacionados con actividades de gestión y valor agregado: interacción con otras personas, planeación y toma de decisiones, desempeño en tareas creativas o desarrollo de personal.

En México, 52% de los empleos pueden ser automatizados; es decir, reemplazados por robots o maquinas. Esto se traduce en 25.5 millones de trabajos de los 49.3 millones analizados en un estudio de la consultora de negocios McKinsey. Estas cifras nos ubican como el séptimo país con mayor potencial de automatización.

Ningún empleo está fuera de peligro, pues casi todas las ocupaciones pueden ser automatizadas en mayor o menor medida. Por ejemplo, en el retail se necesita gente para recolectar y procesar datos, acomodar mercancías e interactuar con clientes. Las dos primeras tareas son altamente automatizables; la tercera, no.

Asesorar a una dienta sobre qué vestido le queda mejor requiere juicio, inteligencia emocional y habilidades sociales.

Como el potencial de automatización es diferente para cada actividad, McKinsey analizó el tiempo que los trabajadores dedican a cada una durante la semana de trabajo, y la factibilidad de automatizar esas tareas. Así obtuvo un listado de los sectores más susceptibles a la automatización (ver gráfica "Potencial técnico de la automatización en Estados Unidos"). 

Por ejemplo, en las manufacturas, cargar materiales y empaquetar productos (actividades físicas), y cortar y soldar (operar maquinaria en un entorno predecible), son 90% factibles de ser automatizadas, pero en las funciones de los representantes de servicio al cliente, la factibilidad es inferior al 30%. 

En servicios de alojamiento y alimentos, casi la mitad del tiempo de trabajo se destina a actividades físicas predeciblcs y operación de maquinaria, como preparar, cocinar, servir comida y bebidas, limpiar las áreas donde se preparan los alimentos y recoger los platos sucios. Todas estas tareas las puede realizar una máquina.

De hecho, ya hay un robot totalmente autónomo que prepara unas 360 hamburguesas por hora: corta ingredientes, pone en la parrilla las hamburguesas y las empaca, sin ayuda del ser humano. Fue creado por la startup Momentum Machines.

En términos generales, las actividades físicas que se realizan en entornos muy estructurados y predeciblcs (como una planta de manufactura), y la recopilación y procesamiento de datos son más susceptibles de automatización. Se trata de empleos de bajos salarios que requieren gente poco calificada (soldadores, choferes), pero también los trabajos que requieren mayores habilidades podrían automatizarse, como los puestos de servicio. En muchos países ya hay Peppers trabajando como recepcionistas y enfermeros en hospitales, y atendiendo en hoteles, cafeterías, tiendas y pizzerías. En Japón, hay dos hoteles de la cadena Hennna atendidos totalmente por robots. Alto Nivel 

también te puede interesar