El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mundo Laboral

Dice IBM "ya no" al trabajo a distancia

Por: Redacción/ El Pulso Laboral

International Business Machines Corp. (IBM) les está planteando a miles de sus trabajadores a distancia en Estados Unidos una opción: dejar de trabajar en casa y regresar a una oficina regional, o marcharse de la compañía. 

El coloso tecnológico de 105 años está desmantelando discretamente su popular programa de trabajo a distancia de décadas de antigüedad para traer a los empleados de vuelta a oficinas, una medida que asegura mejorará la colaboracióny acelerará el ritmo de trabajo. 

Los cambios llegan al tiempo que IBM enfrenta 20 trimestres consecutivos de ingresos a la baja y el creciente enojo délos accionistas respecto al paquete salarial de la directora general Ginni Rometty. 

La compañía se rehúsa a divulgar cuántos de sus empleados se verán afectados por el cambio de política, que hasta la fecha ha sido implementada en su división Watson, desarrollo de software, mercadotecnia digital y diseño, divisiones que emplean a decenas de miles de trabajadores. 

El cambio es particularmente sorprendente ya que la compañía, con sede en Armorik, Nueva York, se ha contado entre los promotores más férreos del trabajo a distancia, tanto para sí misma como para sus clientes. IBM comercia software y servicios para lo que llama "la fuer za lab oral a cualquierhora y en cualquier lugar", y sus inv estigadores han publicado numerosos estudios sobre los méritos del trabajo a distancia. 

En el pasado, IBM ha presumido que más del 40 por ciento de los empleados laboraba afuera de oficinas tradicionales, y un post en el blog Smarter Workforce de la compañía, el 4 de mayo, afirmó que "el teletrabajo funciona". 

IBM podría ser parte de un replanteamiento más amplio del trabajo remoto que ya se ha iniciado en grandes compañías, al tiempo que los líderes corporativos argumentan que colocar a trabajadores en el mismo espacio físico agiliza el trabajo y fomenta la innovación.

Sin embargo, los patrones proceden con cautela, ya que los trabajadores califican muy favorablemente los programas de trabajo flexible y la investigación ha arrojado que los trabajadores a distancia a menudo laboran de manera más eficaz que sus colegas oficinistas. 

La decisión de Yahoo Inc. de llamar a los teletrabaj adores de vuelta a la oficina en el 2013 desató furor entre empleados y expertos laborales. No obstante, las recientes decisiones de Bank of America Corp. y Aetna Inc. de reducir considerablemente el trabajo a distancia han generadopoco encona Los líderes de Big Blue quieren que los empleados ahora trabajen de manera distinta, explicó Laurie Friedman, vocera de la compañía. IBM ha redesarro liado equipos de diseño y mercadotecnia digitalp ara responder rápidamente a datos en tiempo real y retroalimentación de los clientes, colaboraciones que se logran más fácilmente cuando los equipos trabajan hombro a hombro, dijo Friedman, al agregar que la "gran mayoría" de los trabajadores a distancia de IBM ha optado por incorporarse a sus equipos presenciales. 

Se ha dado 30 días a los trabajadores en las divisiones afectadas de IBM para decidir si se trasladan a un espacio de oficina mantenido por la compañía que puede situarse a cientos de kilómetros de sus hogares. 

Por ejemplo, se invitó a los trabajadores de mercadotecnia a mudarse a oficinas en Atlanta, Austin, Boston, Chicago, Nueva York o San Francisco, o dejarla c ompañía. A quienes no estuvieran dispuestos a hacer el cambio también se les dio 90 días para buscar otro papel dentro de IBM. 

Los cambios han sorprendido a empleados de IBM de mucho tiempo, como el gerente de mercadotecnia Ron Favali. El veterano de 15 años de la compañía ha pasado los últimos 12 trabajando desde una oficina en su hogar en las afueras de Tampa, Florida, y se consideraba a sí mismo una historia de éxito del trábajo a distancia. 

Su equipo utiliza el software de mensajes instantáneos de voz y video chat Sametime de IBM para mantenerse conectado y enfocado, a pesar de estar diseminado en tres Estados. El teletrabajo conllevaba un toma y daca profesional, comentó. 

"Nunca iba a ser nombrado vicepresidente de mercadotecnia de nada, pero estoy a gusto con eso". 

Favali ha rechazado la oferta de IBM de regresar al espacio de trabajo de la compañía, y se marchará el mes entrante para iniciar una firma de mercadotecnia desde su hogar. 

Las compañías empezaron a ofrecer políticas generosas de trabajo a distancia porque esperaban grandes ahorros en costos de oficina e inmobiliarios, apuntó Jennifer Glass, catedrática de la Universidad de Texas quien realiza estudios sobre teletrabajo y asesora a compañías sobre estrategias de trabajo remoto. 

Pero esos ahorros no se han materializado, por lo que los trabajadores están siendo llamados de vuelta a la oficina, declaró Glass. 

Reubicar oficinas o pedir a los empleados que se muden a veces puede ser interpretado como despidos disfrazados, ya que cierto porcentaje de los trabajadores no quiere cambiarse. 

IBM señala que su plan de reubicación no es una medida de ahorro de costos. Friedman apuntó que los empleados que no pueden incorporarse a un equipo presencial pueden presentar solicitud para más de 5 mil puestos abiertos en Estados Unidos. 

Trabajando desde la recámara principal en su hogar en Ogden Dunes, Indiana, Penny Schlyer ayudó a comerciar software y servicios móviles de IBM para compañías que dependen de trabajadores que no están atados a un escritorio, tales como empleados de ventas minoristas, asesores financieros o médicos. 

Sus siete años trabajando a distancia con IBM podrían haber sido tomados de una de sus campañas de mercadotecnia: Schlyer se ha conectado para trabajar desde los eventos deportivos de sus hijos y utilizado Sametime para comunicarse con sus colegas. 

Madre de tres hijos, de 48 años, quedó consternada cuando IBM le pidió que se mudara a la oficina de la compañía en Nueva York. "La ironía definitivamente no pasa desapercibida aquí", expresó. 

Aunque IBM ofreció pagar los gastos de mudanza y hacer un pequeño ajuste salarial por costo de vida, Schlyer declinó. 

"Jamás podría costear vivir en la Ciudad de Nueva York, y probablemente ni siquiera cerca de allí". 

Schlyer ha encontrado un nuevo empleo encabezando el departamento de mercadotecnia de productos para SAIgnite, una compañía de software con sede en Chicago, y su oficina no cambiará: aún está en su recámara principal.

Fuente: John Simons/ Reforma

también te puede interesar