El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Recursos Humanos

¿Cómo se originó la propina?

Por: Adriana Rodríguez

¿Sabías que la propina fue inventada por los griegos? Ellos tenían por costumbre beber solo una parte del contenido de su copa, y la propina era el resto que se tomaba la persona a cuya salud se brindaba.

Así lo indica el libro de Wilfried Speitkamp titulado: “Quédese con el vuelto. Pequeña historia de la propina”.

Indica que se creó como recuerdo de esta práctica quedó la etimología de propina, la cual proviene del latín propināre que significa “dar de beber”. Su significado cambió tanto que en algunos sitios es obligatorio y en otros se ve como una ofensa.

“En algunos locales de Nueva York cuelga un cartel que dice -la propina no es una ciudad de China- para recordarle al cliente esta mecánica y que deje una propina que oscila entre el 15 y el 20 por ciento de la cuenta. En cambio, en Japón es casi un insulto: se piensa que quien la da pretende aparentar superioridad”, indica el libro.

La propina es un símbolo de gratitud que depende directamente del producto y servicio que se te ofreció, así que si el producto o el servicio no es bueno podés optar por no dejarla o por dejar menos cantidad de lo establecido y no deberías sentirte mal por eso. Sin embargo, en muchos lugares está "mal visto" no dejar un determinado porcentaje del total de la cuenta a pagar.

El hecho de que en el mundo moderno se haya establecido la propina como práctica casi obligatoria en ciertos ámbitos, abre algunas preguntas. Por ejemplo, ¿es una forma de compensar el mal pago de algunas profesiones? ¿Por qué se deja propina en un bar pero no en un centro de atención al cliente?

En muchos casos -en especial en la gastronomía- el empleado cuenta como parte de su sueldo la propina, ya que sin esta el salario es muy bajo.

 

también te puede interesar