El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Recursos Humanos

¿Buscas un aumento?

Por: Adriana Rodríguez

Según estudios realizados por Consultoras de Recursos Humanos, más del 70 por ciento de los profesionales están dispuestos a cambiarse de trabajo si reciben una mejor oferta en términos de remuneraciones.

No obstante lo anterior, la mayoría de los ejecutivos se declara incompetente para negociar sus remuneraciones ya sea con el Jefe actual o con la nueva empresa.

Rocío Ocampo, coaching empresarial recomienda que antes de pararnos frente a nuestro jefe y pedir un aumento de sueldo, hay que elaborar un plan estratégico para no entregarnos a sus manos y recibir un "no" rotundo que nos quite la ilusión y las ganas de volver a solicitarlo. Para ello, aquí ofrecemos una guía de pasos a tener en cuenta y sugerencias que nos servirán a la hora de negociar el aumento de sueldo.

Como primer tarea antes de lograr nuestro cometido, será analizar nuestro trabajo. Cómo ha evolucionado, si se han ampliado nuestras responsabilidades, y si nuestra tarea ha provocado mejoras en la productividad de la empresa o en cualquier ámbito en general.

Recordemos que, en teoría, nuestro sueldo va de la mano de nuestro cargo y nuestras responsabilidades, y por supuesto, de la eficacia a la hora del trabajo, por lo que si estos puntos han mejorado desde la última vez que negociamos nuestro sueldo, también es justo que se actualice el monto.

Si tenemos la posibilidad de pedir el aumento de sueldo personalmente en una entrevista, evaluaremos primero qué humor tiene nuestro superior en ese momento. Si está de pocas pulgas directamente no será recomendable asomarnos por ningún motivo.

También intentaremos evitar hacer consultas respecto a un aumento de sueldo si sabemos que la compañía está atravesando un momento económicamente difícil, ya que eso nos mostrará como codiciosos, que no cuidamos el bienestar de la compañía o de nuestros compañeros de trabajo.

Cuando encontremos el momento adecuado para pedir el aumento salarial, con cautela podemos darnos el lujo de hacer una petición levemente más alta de la que creemos adecuada. Generalmente, el jefe deseará rebajar algo, por lo que si utilizamos esta estrategia, igualmente lograremos el monto que creíamos correcto. Este monto levemente superior debemos analizarlo con cautela y teniendo en cuenta siempre el momento justo para hacerlo.

Si rechazan nuestra petición, sería bueno que tengamos listo un plan alternativo. Preguntemos si en vez del aumento de sueldo podrían otorgarnos tickets para comprar en almacenes, algunas acciones de la compañía, o quizá una suscripción a instituciones como gimnasios, clases de inglés, etc.

también te puede interesar