El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Recursos Humanos

Mi primer empleo

Por: Adriana Rodríguez

“Para todo hay una primera vez” y esto se extiende también al ámbito laboral. Esta situación, por lo general, conlleva nerviosismo, sensación de incapacidad y de no poder tener un desempeño acorde a las expectativas o, peor aún, de aumentar las posibilidades de dejar algún desastre de proporciones, afirmó Matilde Rodríguez, psicóloga laboral.

El empleado cree que no tiene la capacidad para llevar a la práctica lo que estudió durante la universidad o, simplemente, de no saber lo suficiente como para desarrollar sus principales tareas.

Muchos trabajadores que optan a un primer empleo se han sentido así, y no es para menos, ya que todo se convierte en un mundo nuevo en el que es necesario adaptarse a sus exigencias.

“Este período de afianzamiento sólo se logra con el tiempo. De seguro que los individuos que han pasado por esta etapa y ya están consolidados, en algún momento pensaron que no podrían hacerlo. Sin embargo, ahora ven el pasado con otros ojos”, indicó. 

El primer empleo es una instancia en el que uno va a formarse, a practicar todo lo que aprendió durante sus estudios, por lo que equivocarse es algo normal y que todos han cometido.

La clave del éxito está en tener ganas de aprender y por sobre todo aportar con nuevas ideas y conocimientos que sean de ayuda para una mayor productividad y eficacia de la organización.

“No debes sentir miedo al enfrentar el mundo laboral y si bien es cierto siempre existirá algún tipo de nerviosismo por el hecho de enfrentar una nueva etapa se puede salir adelante. Pese a que los estudios son un respaldo muy importante, la práctica hace al maestro”, afirmó.

también te puede interesar