El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Recursos Humanos

Qué hacer para tener colaboradores felices, comprometidos y sin estrés

Por: / El Pulso Laboral

Cuando un empleado está bien, física y emocionalmente, el impacto se refleja en la empresa, pues un colaborador feliz es 30% más comprometido y productivo con la organización y su sentido de pertenencia incrementa 10%, detalla el estudio Tendencias del Entorno Laboral en México 2019, realizado por Kelly Services.

Para que los colaboradores se sientan felices en su lugar de trabajo, la iniciativa debe empezar desde el líder. Él es el encargado de sensibilizar, concientizar y brindarle las herramientas a la organización, así como enseñar a través de sus acciones, pero especialmente demostrar que cada persona es responsable de tener una mejor calidad de vida.

“Cuando el líder se involucra al 100 y lo hace por convicción, el resultado es mayor”, señaló Gizehlle García, wellness coach, en entrevista durante INCmty.

Cada empresa es diferente y lo primero que se tiene que hacer es identificar los problemas de la compañía, ya sean un liderazgo negativo, mala comunicación o estrés en los empleados. Éste último si se lleva al extremo puede conducir al síndrome de burnout, que es cuando la persona se quema por exceso de trabajo, lo que desencadena depresión, ansiedad, fatiga extrema e irritabilidad, entre otros síntomas.

Si bien el estrés no se puede evitar siempre, se puede controlar e incluso sacarle provecho y no permitir que nos abrume.

“Lo más importante es ser conscientes de que las situaciones difíciles siempre estarán con nosotros. Es algo de lo que no podemos huir, pero no debemos permitir que nos abrume”, dijo Yaneth Garcés, performance coach y mindfulness teacher, durante el Foro de Felicidad 360.

Por ello, hay que identificar qué situaciones son detonantes de estrés: las largas jornadas de trabajo, la tensión por sacar lo antes posible la producción, la presión del líder o trasladarse largos trayectos para llegar al trabajo.

A pesar de ello, en cada situación hay una oportunidad que debe aprovecharse, por lo que hay que entender que cada situación desafiante tiene algo para enseñar. De esta manera, se podrán vencer las barreras. Así elegirás cómo actuar en lugar de reaccionar.

Conoce a tus colaboradores

Con la entrada en vigor de la NOM 035 de riesgos psicosociales, toda empresa debe contar con una política de prevención y acciones de control de riesgos, incluidas las pequeñas y medianas empresas, que aunque no cuenten un gran presupuesto económico pueden empezar con pequeñas acciones.

Una de las alternativas es hacer un programa integral, que involucre sesiones en las que se le pregunte al colaborador cómo se siente. “Cuando el dueño de la empresa toma en cuenta cómo se siente la persona, qué necesita, y sabe cuáles son los detonadores del estrés, el colaborador se siente tomado en cuenta y comienza un verdadero cambio”, dijo Gizehlle García.

Yaneth Garcés coincide. Detalló que es primordial que los líderes ayuden a crear ambientes sanos, sin agobiar ni generar más estrés en sus colaboradores, reflexionar sobre qué cosas estresantes y negativas del trabajo las está causando el líder. Hay que cuidar la forma de transmitir las cosas si se prioriza la parte humana en las relaciones laborales porque ya no funciona la idea de “en el trabajo sólo se viene a trabajar”.

“Si al ver tu entorno no te gusta lo que ves, pregúntate ‘¿qué podría hacer yo para que esto no sea peor?’. Si se ve que la gente está de mal humor, improductiva, pelea y no coopera, entre otros, la causa podría estar en el líder, y aceptarlo es lo más difícil”, agregó.

En caso de observar a un colaborador con estrés o detectar burnout, hay que ayudarle a darse cuenta del estado en que vive, preguntar “¿qué necesitas de mi para hacerte cargo de esto?”. Se trata de empoderar al otro para decidir y saber cómo actuar. /El Economista