El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Recursos Humanos

¿Ambiente laboral tóxico?

Por: Redacción/El Pulso Laboral

¿Hasta dónde un clima laboral tóxico es la causa de que se vaya el talento? Se dice que los directivos de las organizaciones suelen confundir los términos “satisfacción” con “motivación”. La satisfacción laboral reduce el ausentismo y la rotación del personal. La motivación laboral mejora el desempeño y, por tanto, la productividad.

Un estudio de clima laboral (clima organizacional, compromiso o engagement) permite, a través de la opinión de los empleados, conocer la percepción general de la organización en un momento concreto.

Estas situaciones tienen que ver directamente con lo que se le llama “oficina tóxica” o “ambiente tóxico”.

Un tema importante para evitarlo o contrarrestarlo es saber diferenciar la satisfacción y la motivación, que son conceptos frecuentemente utilizados como sinónimos, pero que implican temáticas distintas y estrategias de gestión diferenciadas.

De tal forma que intentemos evitar a toda costa que se caiga en un ambiente negativo. La Facultad de Psicología de la UNAM, a través de la coordinación de la investigadora Erika Villavicencio Ayub, enfoca el perfil de las empresas denominadas tóxicas.

Luego de aplicar una encuesta a 3,000 trabajadores de distintas compañías mexicanas y analizar sus respuestas, la conclusión fue: “Éstas carecen de programas de balance de vida y trabajo. No cuentan con una estructura organizacional en función de cargas y responsabilidades (pocas personas hacen muchas tareas) y, por si fuera poco, restringen las prestaciones o las que ofrecen tienen el nivel más bajo”.

Y añade Villavicencio: “En vez de reconocer y cuidar a los empleados que dan buenos resultados, las empresas tóxicas los castigan con actividades extras. Éstos toman tal medida como un reconocimiento, cuando en realidad es un doble mensaje que a la larga puede afectar la productividad en general”.

Medidas corregibles

De acuerdo con una encuesta realizada por OCCMundial a más de 1,500 profesionistas, el ambiente laboral es uno de los factores más importantes para lograr el bienestar en el trabajo.

Las respuestas engloban algunas de las situaciones más comunes de ambiente tóxico. ¿Te suenan algunas?

  • El jefe hostiga sin fundamentos.
  • La gente menos adecuada recibe ascensos.
  • No hay trabajo en equipo, cuando algo sale mal se busca un culpable, no una solución.
  • Con frecuencia los colegas toman crédito por el trabajo de otros.
  • Se hace el trabajo de dos o más personas sin reconocimiento o remuneración adicional.
  • Hay reglas y procedimientos establecidos, pero nadie las sigue.
  • Circulan rumores, chismes y acusaciones.
  • El jefe está ausente o no se ocupa de sus tareas.
  • Parece que la gente incompetente jamás será despedida, en cambio, elementos valiosos son despedidos o renuncian.
  • Los colegas tienen comportamientos agresivos o se irritan con facilidad, la gente no se comunica con cordialidad y respeto.
  • No existe ningún plan de desarrollo, integración o capacitación.
  • La comunicación es deficiente, las personas no conocen sus funciones y por lo tanto no saben qué se espera de ellos.

Perfiles a tomar en cuenta

En el mundo del trabajo hay diferentes formas de contaminar el ambiente laboral. Los jefes y trabajadores pueden asumir diferentes actitudes, estos son los seis perfiles más comunes:

1. PROTAGONISTA

Es un escaqueador profesional, elude sus responsabilidades y se adueña de las conversaciones en juntas y reuniones, impone sus puntos de vista y hace menos los de los demás. Tiene un alto sentido de competencia y no tiene escrúpulos al actuar con alevosía para lograr sus objetivos.

2. INFORMAL

Su principal característica es que no respeta tiempos de entrega, no atiende solicitudes, no llega a tiempo a las reuniones de trabajo.

3. CHISMOSO

Se dedica a difundir información sobre otras personas, gusta de informar detalles irrelevantes o información que perjudica a otros.

4. DESCALIFICADOR

Nunca está de acuerdo con las propuestas o ideas. Se dedicará a descalificar en privado o en público.

5. FLOJO

Aquél o aquélla que simplemente no realiza sus actividades o las hace de manera deficiente. Las consecuencias, por supuesto, repercuten en el trabajo de todo el equipo.

6. MANIPULADOR

Uno de los más astutos y nocivos. La mayoría tiene una relación de complicidad con otras personas y además posee alguna de las características anteriores.//Factor Humano 

 

 

también te puede interesar