El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Recursos Humanos

Mi primer CV

Por: Adriana Rodríguez

Si la persona ha trabajado con anterioridad en el área que está buscando empleo, no tiene problemas. Sin embargo, cuando no se tiene experiencia previa, pueden convertirse en un reto máximo encontrar trabajo e incluso puede aparecer sentimientos de disconformidad y hasta decepción sino se maneja esta situación de forma adecuada. ¿Qué se puede hacer al respecto?

En este sentido, lo primero que debe hacer una persona sin experiencia previa y que busca un empleo es elaborar un currículum vitae o CV que lo muestre como un candidato atractivo. Para ello, debe analizar los puntos fuertes. Es decir, definir cuáles son sus habilidades, fortalezas, destrezas y virtudes que lo harían un empleado deseable para una empresa.

Luego de este análisis, debe iniciar su currículum exponiendo sus conocimientos, títulos logrados y seminarios, conferencias y cursos tomados lo cual resaltará el hecho que está actualizado en su carrera.

Igualmente necesario indicar, si es el caso, las prácticas profesionales que se hayan tenido, ya que éstas pueden ayudar a la hora de evaluar una persona para ocupar una posición vacante.

Es importante, además, aplicar a plazas de trabajo con las que se sienta identificado. Eso lo hará mostrarse más seguro al enviar su currículum.

Una vez se ha enviado el currículum a diferentes empresas, se debe estar preparado para una posible entrevista de trabajo y, para ello, es necesario, preguntarse cómo se enfrentará a las preguntas tradicionales de una entrevista si nunca se ha estado en una.

Lo primero que debe recordar un candidato en una entrevista es que tiene dos ventajas con respecto a los que tienen experiencia: El nivel de compensación al que aspiran y la facilidad que puede adaptarse a la cultura organizacional.

Al no contar con experiencia anterior, pero sí con el título, la persona se encuentra en el rango salarial medio lo cual representa un ahorro para la compañía, pues al tener sus conocimientos actualizados, puede desempeñar sus funciones incluso mejor que uno experimentado. Esto beneficia a las dos partes, ya que a medida que se adquiera la pericia laboral, podrá aspirar a un rango salarial superior.

La persona sin experiencia previa resulta un candidato atractiva porque puede adaptarse, con mayor facilidad, a la cultura organización. Es una página en blanco, ya que, al no tener un empleo previo no puede decir: “Donde trabajaba antes se hacían las cosas de esta manera y me parecía que así era mejor”

En otras palabras, al ser "novato", se acepta las normas y asignaciones de una forma más fácil y sin cuestionar, se aprende sobre el funcionamiento de la compañía sin imponer sus criterios y no se hace comparaciones de una u otra empresa.

Los candidatos sin experiencia ofrecen también la ventaja de ideas innovadoras y una proactividad que los experimentados muchas veces no tienen.

Incluso, muchos candidatos con experiencia, al considerarse que son veteranos o "maestros" en su ramo, pueden, después de ser contratados, empezar a descuidar su forma de trabajar y caer en un desgano por realizar sus funciones, lo que ocasiona en el caso más grave su despido de la empresa.

también te puede interesar