El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Recursos Humanos

La actitud en el ámbito laboral

Por: Adriana Rodríguez

Domingo 22 de mayo 2016

 

Solemos pasar más tiempo en nuestro lugar de trabajo que en nuestras casas, es por ello que resulta necesario conocer cuál es la mejor postura a tomar frente a dificultades o malos días.

Así como el conocimiento y la capacidad, las empresas valoran a los empleados que tienen una actitud positiva, saben relacionarse y trabajar en equipo. Descubre cómo cambiar tu actitud en el trabajo para lograr más y mejores cosas.

Cuando actuamos de manera positiva, logramos conseguir lo que queremos y disfrutamos mucho más de la vida. Lo mismo sucede en el ámbito laboral, al enfrentar cada día de manera positiva obtendremos resultados positivos.

Incluso en esos días en que preferimos no salir de la cama, ponerle una buena cara nos traerá beneficios. Además debemos aprender a trabajar en equipo y relacionarnos con nuestros compañeros sin recurrir a falsedades o malas caras.

Ser uno mismo es una clave fundamental para lograr un buen clima laboral. Nuestras ideas, nuestra forma de ser tiene que ser conocida por todos nuestros compañeros para saber relacionarnos de manera autentica.

Tener amigos en el trabajo aumenta la satisfacción profesional ya que genera un entusiasmo y compromiso mayor que si no lo tendríamos. Seremos más productivos y proactivos porque contaremos con apoyo para tomar mejores decisiones, además de que tendremos confianza para tener acceso a información o proyectos ampliando nuestra zona de influencia.

Es importante detectar aquello que te genera una actitud negativa para poder enfrentarlo y resolverlo. Ya sea un problema con un compañero o con tu jefe, incluso una disconformidad con la oficina y tu puesto. No se trata de que no haya conflicto, sino de que sepamos resolverlo de la mejor manera. Al salir de nuestra zona de confort, las discusiones o discrepancias nos potencian y por eso debemos aprender de ellas.

Destaca siempre lo bueno y positivo de tu lugar de trabajo. Agradece cuando alguien hace algo por ti y felicita a tus compañeros que han hecho un gran trabajo. Pide ayuda cuando lo necesites y ofrécela cuando alguien la solicite. Así formarás relaciones más estrechas y amigables. Es todo una cuestión de actitud.

 

también te puede interesar