El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Recursos Humanos

¿Qué querías ser de grande?

Por: Adriana Rodríguez

Lunes 12 de septiembre 2016

Cuando somos pequeños todos alguna vez fantaseamos con lo que seríamos de grandes: un noble maestro, apasionada bailarina o un valiente explorador.

 Y en algún momento ese niño crece (como suele pasar con todas las cosas vivientes) y cursa no sólo la primaria, sino también la secundaria y la prepa para darse cuenta que pronto tendrá a qué dedicará su vida.

Pero muchas veces lo que estudiamos o la profesión a la que nos dedicamos poco tiene que ver con aquella fantasía infantil, así que en lugar de ser un guerrero ninja terminamos de abogados, o cuando en un principio quisiste ser bombero resultó que tenías una fobia inexplicable con el fuego.

Festejando al niño que todos llevamos dentro, Universia se dio a la tarda de investigar cuáles eran las profesiones más queridas de nuestra infancia, qué era lo que todos se peleaban por ser y si en verdad cumplimos nuestros sueños al hacernos adultos o si por el contrario nos desviamos tanto del camino que hasta gracia nos da.

Mediante una encuesta en Facebook, los usuarios comentaron en una serie de fotografías y demostraron su entusiasmo al señalar cuáles eran las profesiones que les llamaban de atención cuando eran chicos y su punto de vista en cuanto a si se acercaron a ella o no.

Y aquí están las más populares:

  1. Doctor

Será que a los padres los llenaba de orgullo y los hacía hinchar el pecho o simplemente el juego de “Pulgas locas” nos cautivó, el hecho es que a la mayoría de nuestros usuarios quisieron ser doctores al crecer.

 “Curiosamente, como a los 3 años esto fue lo primero que se me ocurrió que quería ser de grande e incluso hasta afirmaba que iba a ser la Doctora Camila Alegrán aunque ese no es mi nombre” es lo que una usuaria compartió en la encuesta.

Los doctores y doctoras eran muy solicitados en nuestros juegos de niños, ya que todos querían dedicarse a salvar vidas. La decepción vino cuando nos enteramos que para ser médico se tiene que estudiar muchísimos años, quizá por eso muchos desistieron en el camino y dejaron la noble profesión para los más estudiosos.

  1. Astronauta

Explorar el espacio, desafiar la ley de la gravedad, conocer las estrellas y descubrir vida en otros planetas era la fantasía de todos los niños.

Un casco espacial, una capa y ropa metálica eran los componentes necesarios para ir corriendo por la casa o el patio simulando estar en una importante misión, algo así como Apolo 13.

Aunque no todos pueden ser astronautas, para ello hay que sobresalir en ciencias y ser un estudiante brillante.

  1. Bailarina

El sueño de todas las niñas. Ballet, danza folklórica, flamenco, jazz, tap, etcétera, el baile era algo que no podía faltar en los primeros años de nuestras encuestadas (y algunos encuestados también).

Ya fuera en la clase de gimnasia, en el recreo o en el salón de clases cuando no estaba la maestra, las niñas aprovechaban para practicar sus mejores pasos y movimientos.

 “Lo cumplí a medias...soy bailarina, pero no de ballet profesional” comenta una usuaria.

  1. Arqueólogo

Influenciados por el gran Indiana Jones, muchos nos confesaron que en su infancia quisieron ser arqueólogos.

Seguramente en nuestros años mozos no sabíamos ni lo que significaba ser arqueólogo, ni sabíamos lo que éste hacía o cómo había que prepararse para convertirse en un futuro en un exitoso arqueólogo.

 “No quería ser precisamente arqueóloga, quería ser paleontóloga para estudiar huesos de dinosaurio” nos compartió una usuaria.

  1. Biólogo marino

Otra profesión que sonaba interesante. De niños nos imaginábamos que ser biólogos marinos era pasar el día nadando con los delfines, alimentando a los peces y observando estrellas de mar, algo así como las aventuras de Flipper.

 “Sí hubiera sido Biólogo marino o ninja sin un problema” comenta un usuario.

también te puede interesar