El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Recursos Humanos

Convierte tu empleo temporal en permanente

Por: Adriana Rodríguez

A diferencia de otro tipo de trabajos, cuando el candidato va a tener un contrato temporal suele ser necesario que la disponibilidad de éste sea total.

Generalmente son puestos para cubrir bajas, estar pocas horas a la semana, servir de apoyo a la plantilla habitual; por lo tanto, la empresa necesita recurrir a esta vacante con urgencia.

Ernesto Mendiola Castro, especialista en Coaching, recomendó aprende sobre la industria, empresa o el negocio al que entrarás, pues esa información es muy valiosa, no importa el puesto al que estés aspirando.

Cuando los empleadores contratan a alguien para una posición temporal, o para cualquier posición en general, existe una curva de aprendizaje para que el trabajador entienda por completo las operaciones de la industria, la empresa y del negocio en general.

Si la empresa en serio está buscando a un empleado permanente, tendrán que pasar por toda esa curva de aprendizaje con alguien más si no te escogen a ti. Aunque la empresa está dispuesta a correr dicho riesgo cuando ofrece un puesto temporal, preferirían ofrecerle el trabajo a alguien que ya haya trabajado con ellos en lugar de alguien nuevo a quien le tengan que enseñar todo desde cero.

“Entiende las operaciones de otros departamentos con los que tu trabajo se relacione para construir relaciones saludables. Si tu trabajo afecta a otro departamento, es importante que entiendas cómo lo hace y viceversa”, recomendó.

Aunque no es imprescindible, sí que es muy valorable que el candidato tenga facilidad de movilidad.

Es decir, que disponga de un vehículo o su domicilio se encuentre próximo del lugar de trabajo. ¿Por qué? Porque debido a la urgencia que suelen acarrear los contratos temporales, a las empresas les da más seguridad seleccionar a un postulante cuya puntualidad y accesibilidad para ir a trabajar sea máxima.

En ocasiones, puede ser que el puesto de empleo a cubrir abarque varias ubicaciones y por lo tanto, se exija que el aspirante no tenga inconveniente en moverse por las diferentes localizaciones que tiene la empresa en el territorio.

Además, para conseguir un empleo temporal es necesario que el candidato tenga una experiencia previa en ese sector profesional. Hay que tener en cuenta que la empresa no quiere dedicar tiempo a formar al aspirante sino que lo que necesita es que pueda trabajar con efectividad cuanto antes.

Por eso, es muy importante que resaltes tus anteriores empleos en relación con el área o tarea a realizar en esta nueva vacante. Poner ejemplos de situaciones concretas, explicar las responsabilidades que se tenían en los anteriores empleos e informar de aquellos conocimientos que podríamos aplicar a la empresa son las claves para superar con éxito la entrevista de trabajo temporal.

Las empresas quieren candidatos con unas necesidades claras y bien marcadas, así que muéstrate sincero y explica al seleccionador por qué te has presentado a la candidatura y por qué crees que tu perfil encaja con el puesto de empleo a desarrollar.

Otra de las necesidades de un trabajo temporal suele ser la incorporación inmediata, así que si estás cien por ciento disponible para empezar en la empresa, déjaselo claro al entrevistador. Si llevas tiempo en una situación de desempleo, no transmitas ‘desesperación’ por trabajar, sino que muestra entusiasmo por adquirir una nueva experiencia con esta empresa pero no como si fuera tu única esperanza de trabajar.

“Aunque sea un contrato temporal, si el candidato se esfuerza, la empresa obtiene beneficios tras su incorporación y los compañeros ven que es un empleado que muestra dedicación y pasión por su trabajo, seguramente la compañía podrá plantearse incorporarlo definitivamente a su plantilla”, afirmó.

también te puede interesar