El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Recursos Humanos

10 señales de que debes cambiar de empleo

Por: Redacción/ El Pulso Laboral

Miércoles 30 de noviembre de 2016

México es el segundo país más contento en relación a su espacio, de acuerdo con un estudio publicado por el fabricante de muebles para oficina Steelcase, sin embargo no todos los empleados se encuentran a gusto con el ambiente.

El portal Business Insider enlista una serie de señales que debes analizar para saber si realmente te sientes a gusto con tu trabajo o es momento de darte un respiro en busca de otra ruta.

1. Odias los domingos: Está bien ponerse un poco triste por el fin de semana, pero el domingo debe ser un día de diversión. Si te pasas los domingos temiendo al trabajo es una mala señal.

2. Te sientes triste: Es poco realista querer ser feliz todo el tiempo, pero si el trabajo afecta a tu estado de ánimo en general, ya es hora de cambiar las cosas.

3. Un jefe en contra: Es probable que no te lleves bien con tu jefe, pero si consideras que él realiza actos es tu contra o hace todo para sabotearte, es momento de salir corriendo.

4. Falta de compromiso:
 Si es una verdadera lucha pararte de la cama cada mañana para ir a trabajar, lo mejor es reflexionar sobre las motivaciones laborales.

5. Desbalance: Si el exceso de trabajo perjudica tu vida personal busca otras oportunidades que te permitan mejorar tu salud mental.

6. No avanzas:
 Cuando quieres ascender de puesto, pero no hay oportunidades de tener un puesto mejor trata de buscar un nuevo empleo lejos de tu zona actual.

7. Estás avergonzado: Cuando no tienes algo importante para compartir sobre tu trabajo e incluso te avergüenzas sobre tus acciones, es mejor que salgas corriendo.

8. No te pagan lo que mereces: Jamás debes tolerar ser infravalorado por una empresa, a pesar de las promesas de aumentos y promociones.

9. Apatía: Si eres despectivo en cada aspecto de tu organización mejor trata de ajustar tu empleo.

10: No aprendes: El aprendizaje debe ser como un gran tiburón blanco enojado y agresivo. No te detengas.

Fuente: Mundo Ejecutivo

también te puede interesar