El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Recursos Humanos

Mejorar entorno eleva productividad

Por: Adriana Rodríguez

En los últimos años ha surgido un amplio interés por aquellas filosofías, como el Vastu de la India y el Feng Shui de la China, que nos ayudan a diseñar y decorar los espacios en que interactuamos para estar en armonía con nuestro entorno y beneficiarnos tanto en el plano emocional como en el plano mental.

Cualquier persona se sentirá más feliz y será mucho más productiva, si su lugar de trabajo es un espacio armonioso y amigable. Además de la importancia que reviste, no sólo es el lugar donde ganamos nuestro sustento económico, sino también donde pasamos gran parte de nuestro día a día.

“Un buen diseño de la oficina equivale a una mayor productividad en el trabajo” según lo expresa la American Management Association en su artículo Productivity and Office Design, basándose en el estudio de la prestigiosa firma de arquitectura Gensler. Además se menciona en esa publicación, que el 70 por ciento de los gerentes en Estados Unidos, opina que sus empleados podrían realizar un 21 por ciento más de trabajo, si su oficina estuviera mejor distribuida y decorada.

Cada persona se expresa de modo distinto, con preferencias diversas en cuanto a colores, estilos y formas, así como en lo que respecta a objetos y muebles.

La relación que mantenemos con un lugar es muy personal, ya que le conferimos nuestro propio carácter. Nuestras casas, habitaciones y oficinas constituyen extensiones directas de nosotros mismos; ya que de alguna manera son espejos que reflejan de una manera sutil quiénes somos.

Esto se debe a que los lugares en los que vivimos, albergan evidencias y símbolos de nuestra historia personal, nuestros pensamientos y sueños, nuestros gustos y creencias. Todos estos elementos crean ambientes distintos e influyen de diversas formas en la predisposición emocional y mental de cada individuo.

Por lo tanto, aunque existen algunos principios básicos que debemos seguir en su aplicación, recuerde que una oficina como Hábitat Sano, consiste también en crear un lugar que refleje tu personalidad y te ayude a lograr sus objetivos laborales.

Si queremos cambiar y mejorar la experiencia de cómo nos sentimos en nuestra oficina, debemos ser conscientes de la conexión entre todo aquello que nos rodea y de la manera en que está dispuesto. Por esto, te sugiero estos sencillos consejos para lograr un ambiente agradable en su estancia de trabajo:

Realza la entrada de tu oficina colocando una alfombra al pie de la entrada y campanillas decorativas en la manecilla de la puerta.

Ubica tu escritorio de frente a la puerta de entrada de tu oficina y en la medida de lo posible ten una pared sólida que proteja tu espalda, esto le dará tranquilidad, sensación de seguridad y concentración para cumplir adecuadamente tus tareas.

Adquiere una silla con un respaldo alto, ya que te conferirá mayor confianza en tus aptitudes, concentración y más autoridad entre los que te rodean.

El escritorio preferentemente debe ser sólido y cubierto por el frente evocando una fortaleza, evite aquellos de superficies de vidrio y con el frente descubierto pues causan inseguridad. Así también el escritorio debe ser lo más amplio posible, con formas redondeadas y esquinas en ángulo.

Ten muy en cuenta el poder de influencia de los símbolos cuando selecciones los cuadros y adornos, y utilízalos como refuerzos positivos. Elije imágenes que le gusten o que representen algo importante para usted. El arte muestra el estado y la profundidad del espíritu.

Las plantas pueden ayudar a limpiar el ambiente de la energía electromagnética emanada por computadoras, teléfonos inalámbricos y fotocopiadores que provocan cansancio y estrés.

Procura que el techo sobre tu área de trabajo sea liso y uniforme, y evita estar bajo vigas o techos demasiado altos.

Llena de energía positiva tu lugar de trabajo para mayor productividad y evita los sentimientos de aislamiento integrando estímulos visuales, aromáticos y auditivos como aroma de inciensos, pequeñas fuentes de agua, música ambiental, entre otros.

Elimina el desorden y la saturación de papeles viejos en el escritorio ya que provocan tensión, y genera la postergación de prioridades con lo que contribuye a la ineficiencia administrativa.

también te puede interesar