El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Recursos Humanos

Afronta el miedo al cambio laboral

Por: Adriana Rodríguez

El miedo al cambio es algo inherente a la mayoría de personas, no sólo en el ámbito laboral, sino en muchos aspectos de su vida. Un cambio laboral puede surgir tanto del azar, de la casualidad, o de una decisión consciente.

“Sea como sea, el cambio, especialmente cuando a trabajo se refiere, siempre conlleva aspectos que escapan a nuestro control, que nos asustan y a menudo nos paralizan. Ese miedo al cambio es fácil de afrontar, si sabes cómo”, afirma el libro “Diálogos sobre el cambio, convergencias entre coaching y sicoterapia” de Bruno Raynal.

¿Estás pensando en cambiar de empleo pero no te decides? ¿Se avecinan cambios en tu empresa que te hacen sentir incertidumbre acerca de tu futuro? No dudes en leer nuestros consejos para afrontar el miedo al cambio en el terreno laboral.

Según el libro entender que el miedo es algo normal y aceptable es el primer paso para conseguir superarlo. La mayoría de profesionales se sienten inseguros en algún momento del proceso. Los miedos más comunes suelen ser: Miedo a lo desconocido, al fracaso, a lo que puedan pensar otros, a no cumplir las expectativas y a tomar una mala decisión laboral que pueda afectar al futuro.

Propone pensar en cada uno de los riesgos que temes de tu posible nueva carrera, y luego, hazte estas preguntas:

   ¿Qué ganas si tomas la decisión de cambiar?

   ¿Qué es lo que te asusta de tu nueva carrera laboral?

   ¿Qué es lo peor que podría pasar si la cosa no fuera bien?

   Si ocurriese lo peor, ¿qué harías?

Cuando algo nos sobrepasa, solemos tener la necesidad de evitarlo. Al dividirlo en pequeños pasos, conseguirás evitar ese odiado “efecto parálisis” y te ayudas a avanzar.

Identificar tus miedos y avanzar paso a paso te llevará a aumentar tu confianza, obtener más información, sentirte motivado y sentirte dentro tu zona de confort.

A menudo, muchos profesionales identifican su miedo con el temor al fracaso o al rechazo. Fracasar en algo, o no tener el éxito esperado, no tiene por qué ser malo. Los fracasos pueden ser una oportunidad para recabar más información sobre lo que te gusta o lo que no, y para aprender a tomar distintas decisiones en el futuro.

 

también te puede interesar