El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Seguridad Social

Se debe cambiar la ley para pagar pensiones también a viudos: Arriola

Por: Redacción/ El Pulso Laboral

Cuando un trabajador afiliado al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) muere, su esposa recibe una pensión. Pero si el viudo es el hombre, para tener acceso a ese derecho debe acreditar que está incapacitado físicamente y depende económicamente de su esposa o concubina. 

Así lo dispone la Ley del Seguro Social, por lo que para atender la recomendación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) sobre el tema, el Congreso de la Unión debe aprobar la reforma legal correspondiente y asignar el presupuesto para cumplir con cualquier nueva obligación, afirmó el director del instituto, Mikel Arrióla. 

El artículo 130 de dicha ley señala el derecho a pensión de las esposas o concubinas cuando su pareja ha fallecido; en el caso de los hombres, dice que les cprresponde la misma pensión (por viudez) si dependen "económicamente de la trabajadora asegurada o pensionada por invalidez" . 

El pasado jueves, la CNDH señaló que el Seguro Social incurre en violaciones a garantías fundamentales de ocho hombres a quienes negó la posibilidad de tramitar solicitudes de pensión por viudez. 

Planteó que eso significa trato discriminatorio, porque "se restringe la posibilidad de contar, en igualdad de circunstancias, con prestaciones familiares vitales para la subsistencia de esas personas". Incluso, advirtió que tal restricción contra los varones viudos contraviene convenios internacionales que proclaman la no discriminación y la seguridad social en condiciones de igualdad. 

Al respecto, el director del IMSS recordó que el organismo cumple sus obligaciones con el pago de pensiones: 224 mil millones de pesos en este año, que provienen de la Federación, para los trabajadores dél sector privado o sus dependientes económicos, entre ellos viudas y huérfanos favorecidos con el sistema de beneficio definido, el cual estuvo vigente hasta el 30 de junio de 1997. 

El monto sube cada año en alrededor de 45 mil millones de pesos, de acuerdo con información oficial. 

El primero de julio de 1997 entró en vigor la nueva ley, por la cual se crearon las cuentas individuales de pensiones, con lo que el ingreso mensual de los trabajadores al momento de su retiro dependerá de lo que hayan ahorrado a lo largo de su vida laboral. 

En su carácter de patrón, el IMSS cumple con el Régimen de Jubilaciones y Pensiones (RJP) de sus propios trabajadores, el cual sólo en 2017 le representará una erogación de 80 mil millones de pesos, y seguirá aumentando hasta 2035, cuando el desembolso será de 115 mil millones. 

A partir de ahí empezará a bajar. 

Mikel Arrióla subrayó que estos son los compromisos del instituto, y sobre todo del RJP, una de las principales presiones financieras que enfrenta, pero lo solventa mediante las acciones de eficiencia administrativa y contención del gasto corriente. Fuente: Ángeles Cruz Martínez/ La Jornada

también te puede interesar