El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Seguridad Social y Salud

¿Qué es lo que realmente te hace engordar?

Por: Redacción/El Pulso Laboral

No es ningún secreto que aumentar de peso es una consecuencia de consumir demasiadas calorías. Pero, en esencia, se trata de un desequilibrio entre los hábitos saludables y los no saludables.

En un lado de la balanza (el lado saludable) están los alimentos como los granos integrales, la fruta y la verdura, la proteína magra y las grasas de origen vegetal. En el otro lado están las opciones no saludables: los alimentos con azúcar, los ricos en grasas saturadas, y los alimentos envasados y procesados.

Pero no son solo los alimentos los que pueden provocar problemas con el peso. Las conductas no saludables también desempeñan un papel. Eso se debe a que pueden llevarle a tomar más calorías, a veces sin siquiera darse cuenta.

Un grupo de investigadores en España identificó los hábitos clave que promueven una dieta de mala calidad. Cosas como ir con frecuencia a restaurantes de comida rápida, tomar refrigerios de las máquinas expendedoras y comer mientras se ve la televisión.

Pero los investigadores también determinaron que un aumento de peso significativo normalmente no se debe a un solo mal hábito, sino más bien a una combinación de hábitos.

Para profundizar en el tema, siguieron a 1,600 personas durante hasta cuatro años, y se centraron en los efectos de siete hábitos concretos no saludables:

  1. No planificar qué cantidad va a comer.
  2. Consumir alimentos precocinados o enlatados.
  3. Comprar refrigerios.
  4. Comer en restaurantes de comida rápida.
  5. No optar por alimentos con pocas calorías.
  6. No retirar la grasa visible de la carne o la piel del pollo.
  7. Comer mientras se ve la televisión o se está sentado en el sofá.
  8. Cuantos más de estos hábitos no saludables tenían las personas, más probable era que aumentaran de peso, encontraron los investigadores.

En concreto, tres hábitos presentaron el vínculo más fuerte con el aumento de peso: no planificar la cantidad de comida que uno va a comer; comer en restaurantes de comida rápida, y comer mientras se ve la televisión.

Aunque no siempre es fácil dejar los malos hábitos, concentrarse en estos tres podría marcar una diferencia en la cifra que vea en la báscula. //Debate.com.mx 

también te puede interesar