El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Seguridad Social y Salud

Farmacias como cajeros automáticos

Por: Redacción/ El Pulso Laboral

Más de 10.000 pacientes sudafricanos, en su mayoría enfermos crónicos de afecciones como el sida o la diabetes que necesitan medicación regular, usan ya un invento pionero en el mundo: una farmacia electrónica que funciona como un cajero y evita al usuario hacer cola durante horas. 

A primera vista se aprecian pocas diferencias respecto a un terminal electrónico bancario: una pantalla, un escáner de tarjetas, botones y un buzón. Son de color verde y se presentan bajo las siglas PDU (Unidad de Dispensación Farmacéutica, siglas en inglés).  El usuario cuenta con una tarjeta donde, previo registro en el sistema y aprobación de su clínica, tiene cargadas sus recetas. 

Detrás del telón, un brazo robótico y un centro de asistencia remota para que el usuario pueda conversar directamente con un farmacéutico completan el sistema y convierten en un proceso de 5 minutos las hasta 5 horas de cola que miles de pacientes sudafricanos, especialmente en las zonas pobres, tienen que sufrir cada mes para retirar sus medicamentos de hospitales públicos.  Para los que no tienen otra alternativa por las carencias del sistema de salud, eso supone perder un día entero de trabajo. 

"No es difícil, solo pones tu tarjeta y tu pin y consigues tu medicación y te vas a casa", explicó a Efe Philda Dladla, una paciente con sida de 59 años y residente en Alexandra (Johannesburgo), donde se instaló la primera PDU en fase piloto en 2017 y por la que este mes se calcula que pasarán 3.000 pacientes. 

Dladla asegura que la farmacia electrónica ha supuesto un gran "cambio" en su vida, porque ya no tiene que invertir cada mes toda una mañana en conseguir sus antirretrovirales. 

"En las clínicas no tienen farmacéuticos y aquí sí, con el servicio de atención al cliente. Esa es la primera ventaja. La segunda es el tiempo de espera: en la clínica esperan durante unas 5 horas y aquí menos de 5 minutos. Además, tenemos un horario de apertura más amplio, como un local comercial", detalló a Efe Taffy Chinamhora, responsable del centro de Alexandra. 

En 2018 añadieron dos localizaciones más, en el antiguo gueto de Soweto y otra en el de Diepsloot -todas en la zona de Johannesburgo-, mientras trabajan en un próximo estreno en la provincia del Estado Libre (centro). 

 

 

 

también te puede interesar