El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Seguridad Social y Salud

Consar propone Pensión Universal Complementaria para adultos mayores

Por: Redacción/El Pulso Laboral

La Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) propone crear una Pensión Universal Complementaria, la cual está basada en el modelo chileno y permite mejorar el nivel y calidad de cobertura del sistema.

En su estudio "Integración de los pilares contributivo y no contributivo en el Sistema de Pensiones de México: una mirada al modelo chileno", menciona que esta pensión consistiría en interconectar el pilar contributivo (donde los trabajadores aportan a la afore) con el pilar no contributivo (pensiones que se dan a través de programas sociales).

Con este modelo de pensión se buscaría remplazar el programa Pensión para Adultos Mayores por un esquema complementario al Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), el cual garantice que todos los individuos tengan acceso a una pensión, independientemente de su historia contributiva.

"Los individuos que no poseen una cuenta individual tendrían derecho a una pensión básica. Los que hayan realizado contribuciones a su cuenta individual, pero cuya pensión sea insuficiente (es decir, menor a la Pensión Mínima Garantizada) , recibirían un subsidio".

Detalla que el diseño de este subsidio asegura que las pensiones de quienes realicen mayores contribuciones a su cuenta individual sean mayores a las de quienes realicen menores contribuciones.

Según la Consar, el subsidio disminuiría gradualmente, conforme el ahorro individual del trabajador le permita financiar mejores pensiones, retirándose completamente sólo cuando la cuenta individual logre financiar un beneficio equivalente a la Pensión Mínima Garantizada o superior.

"Se garantizaría que todos los adultos mayores obtengan una pensión, cuyo monto tendría como piso la Pensión Básica. Si el adulto mayor logró acumular al menos 1,250 semanas de cotización, su piso sería la Pensión Mínima Garantizada".

Reafirma que esta propuesta supone un costo fiscal acotado al ser gradual y aprovechar de mejor manera los subsidios entre los trabajadores de menores ingresos.

Registro nacional de pensionados

La Consar advierte que aún en el esquema universal los retos no son menores, pues se requiere identificar con certeza a todos los beneficiarios para evitar pagos duplicados y operar una infraestructura eficiente de dispersión de pagos.

"Será necesario contar con un registro nacional de pensionados, en el cual se concentre la información de todos los adultos mayores que cuentan con una pensión contributiva, como son el Instituto Mexicano del Seguro Social, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, el Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas Mexicanas, Petróleos Mexicanos, banca de desarrollo, Banco de México y fideicomisos administrados por el SAE".

Refiere que, de acuerdo con información del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), el programa Pensión para Adultos Mayores beneficia a 5.5 millones de personas de la tercera edad, este total representa 83% de la población total que tiene 65 años o más.

En el 2017, este programa representó un costo al erario por 39,500 millones de pesos. La Consar calcula que si se cubriera a la población de la tercera edad con este programa, significaría un costo de 67,300 millones de pesos, un valor que seguirá creciendo ante el mayor número de personas que tengan la edad de retiro.

Modelo chileno

En su reporte, la Consar detalla que, cuando Chile hizo su reforma en el 2008, se remplazó el Programa Pensión Mínima Garantizada y el Programa de Pensiones Asistenciales por un esquema único que garantiza que todos los individuos tengan acceso a una pensión básica, independientemente de sus historiales de contribución.

Es decir, los chilenos que nunca cotizaron al sistema contributivo tienen derecho a una pensión básica solidaria; mientras que a los que sí aportan a su pensión, si su ahorro es muy bajo, se les complementa con un aporte provisional solidario.

"El diseño del aporte previsional solidario asegura que las pensiones de quienes hacen mayores contribuciones a su cuenta individual sean siempre superiores a las pensiones de quienes contribuyen poco o nada, con ello se busca no desincentivar la formalidad laboral".

Enfatiza que un trabajador que sabe que podría recibir una pensión no contributiva valorará menos una pensión contributiva y estará menos dispuesto a asumir los costos de acceder a la formalidad./El Economista

también te puede interesar