El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Seguridad Social y Salud

Las carencias de seguridad social y alimentación aún registra niveles 'altos': CONEVAL

Por: Redacción /Pulso Laboral

En el marco del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollollama a afinar las estrategias coordinadas entre dependencias y órdenes de gobierno dedicadas a reducir la pobreza en el país.

En el Informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2018, realizado por CONEVAL, se advierte que entre 2008 y 2016, la pobreza aumentó en 3.9 millones de personas y 2.9 millones de personas dejaron de estar en situación de pobreza extrema.

Si bien se ha registrado una reducción de las carencias sociales, el acceso a la seguridad social y a la alimentación “todavía son altas” y, por otro lado, el ingreso de los hogares ha tenido una trayectoria “errática”.

En los hogares, si bien el poder adquisitivo del ingreso laboral se incrementó 8.6% entre 2014 y 2016, éste se redujo 10.6% entre 2005 y 2017. A esto se suma que el alza inflacionaria reciente, que en 2017 alcanzó 6.7%, ha provocado una disminución en el poder de compra de los hogares de 2.5% en ese año.

CONEVAL apunta que mas allá de la importancia de reducir la pobreza, el desarrollo social debe ser más amplio que este objetivo. El Informe de Evaluación 2018 llama la atención sobre la necesidad de superar la planeación sectorial y trabajar cada vez más en una planeación enfocada en la atención del cumplimiento progresivo de los derechos sociales.

“Enfocar la planeación en el acceso efectivo de los derechos y la reducción de pobreza multidimensional puede ser la ruta que México se trace para encarar sus propios compromisos constitucionales", sugiere el CONEVAL.

El organismo resalta qué hay una multiplicidad de programas sociales que buscan mejorar el ingreso de las personas en situación de pobreza, los cuales no siempre lo logran; en el Informe de Evaluación 2018 se recomienda apoyo al ingreso desde el incremento de la productividad de la población en situación de pobreza, eliminando programas duplicados, poniendo énfasis en la comercialización y en el seguimiento constante a todo lo largo de los proyectos y con instrumentos que sirvan como “red de protección social” ante las fluctuaciones del ingreso de mercado para evitar cambios súbitos en el consumo de la población más pobre.

También habrá que ampliar programas de empleo temporal; variantes de la renta básica ciudadana; incrementos moderados del salario mínimo; y hasta seguro de desempleo.

Entre 1992 y 2016, el ingreso promedio ha tenido fluctuaciones que no han permitido mejoras permanentes en el bienestar de los hogares. Las crisis económicas en este periodo, entre otros factores, se han traducido en un crecimiento económico promedio anual de 2.4%, lo que representa sólo 1.3% en términos per cápita; por ello CONEVAL recomienda orientar la política pública de desarrollo social a un acceso efectivo a los derechos sociales.

También urgió a implementar un esquema de protección social que universal que reduzca las brechas más urgentes y promueva una mayor igualdad a los accesos básicos para toda la población./MVS Noticias

también te puede interesar