El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Seguridad Social y Salud

Sólo en el papel, apoyos a jubilados del servicio exterior

Por: Redacción/El Pulso Laboral

Los jubilados del Servicio Exterior Mexicano (SEM) aún no gozan del apoyo económico complementario a la pensión del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste) que estipulan las reformas a la ley en la materia, toda vez que las adecuaciones al reglamento de dicha norma no ha sido publicadas, informaron diplomáticos de cartera. 

Tras años de pelear por beneficios -relató un integrante del SEM- se logró que en abril pasado entraram en vigor las reformas de la Ley del Servicio Exterior Mexicano mediante las que se amplió la edad de jubilación de 65 a 70 años; se incorporó el apoyo económico complementario a la pensión del Issste hasta en 50 por ciento a los ya jubilados y de 100 a los próximos por retirarse, entre otros. 

Explicó que, sin embargo, aún está pendiente la publicación de las adecuaciones del reglamento, y será a partir de ello que la Secretaría de Relaciones Exteriores inicie la labor de revisar y contactar a los jubilados del SEM. Por eso, ve con duda que las compensaciones económicas comiencen a otorgarse antes de que acabe la administración saliente. 

De acuerdo con el integrante del SEM, las políticas de austeridad anunciadas por el equipo de transición, como la reducción de sueldos de funcionarios públicos, ha causado mucha incertidumbre y miedo entre los diplomáticos de carrera, incluyendo a embajadores. 

Es así que en las intenciones de más de una decena de embajadores y rangos inferiores está el de presentar su jubilación de manera anticipada. "Es comprensible", explicó, y argumentó que las pensiones del personal del SEM de por sí son muy bajas -van de 5 mil a 20 mil pesos según el escalafón- y no perciben que tenga alguna ventaja trabajar hasta los 70 años por menos sueldo y las mismas responsabilidades, "que son muchas". 

El embajador retirado Leonardo Ffrench opina distinto; consideró que si hay personal del SEM que piensa en renunciar o retirarse por un eventual recorte "es que no tenía ninguna vocación de servicio". Destacó que fueron años de lucha para que pudiera aumentarse la edad a la que les solicitan el retiro, así como obtener otros beneficios. 

"Dentro de todo somos de las pocas instituciones donde nos obligan a jubilarnos (...) La jubilación es un derecho y no debería ser una obligación (...) Cuando uno lo que desearía es seguir sirviendo a México, seguir trabajando", indicó. 

Confió en que administración entrante no reducirá el ingreso de los diplomáticos que se encuentran en el extranjero. 

Por otro lado, un funcionario del SEM que prefirió el anonimato destacó que también está en duda si persistirá el Programa Mentor, un plan acordado con la cancillería para encargar trabajos específicos a los jubilados -como estudios o conferencias- que se retribuyen económicamente. /La Jornada

también te puede interesar