El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Seguridad Social y Salud

Afores, con un amplio margen de maniobra

Por: Redacción/El Pulso Laboral

Las diez Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores) que operan en el país tienen una capacidad de inversión en proyectos de infraestructura que supera los 700 mil millones de pesos, de acuerdo con los limites regulatorios del régimen de inversión de las administradoras. 

Actualmente, éstas tienen invertidos 280 mil siete mi Nones de pesos en proyectos de Infraestructura, a través de Instrumentos como los l''idei comisos ele Bienes Raíces (I I bras). Certificados de Capital de Desarrollo (CKD) y Cerllfi cados de Proyectos de Inversión (Cerpi). l.os recursos ocupan sólo la cuarta parte del potencial de inversión que tienen las afores en infraestructura, por lo que de concretarse proyectos que resulten atractivos, dichas compañías tendrían los recursos suficientes para apuntalar su desarrollo. 

De acuerdo con la estadística de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), las administradoras pueden invertir hasta 20% de los recursos que administran en instrumentos estructurados, del cual sólo se ocupa 5.2%; en tanto, en Fibras se pueden invertir hasta 10% de los recursos bajo gestión y sólo se ha destinado a este tipo de instrumentos el 2.9% del dinero. 

Lo anterior refleja el potencial de recursos que las Afores, consideradas el principal inversionista institucional del país, que pueden dirigir a obras de infraestructura, como la construcción de hospitales, carreteras, edificios e, incluso el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), así como la construcción y modernización de las refinerías petroleras. 

Dicho potencial de inversión, de acuerdo con los limites regúlatenos, se traduce en 757 mil 234 millones de pesos, que es 2.7 veces la inversión actual que tienen las afores en el sector. 

Cabe recordar que actualmente las afores tienen bajo gestión 3.4 billones de pesos, recursos que son propiedad de los trabajadores y e invertidos en diferentes tipos de instrumentos y proyectos, con el objetivo de generar rendimientos atractivos sobre el dinero y que los ahorradores obtengan una mejor pensión al jubilarse. 

Estas inversiones deben hacerse a través de los mercados financieros, ya que la regulación prohibe que las afores inviertan en alguna empresa directamente. 

De esta forma pueden invertir en renta variable, en las acciones de las empresas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores y en índices accionarios; en renta fija, en las emisiones de deuda que haga el gobierno federal o empresas privadas; valores extranjeros, a través de mandatos de inversión o de bolsas de valores internacionales; y en infraestructura, a través de los CKD, Cerpi y Fibras que se emiten en los mercados. 

Por la cantidad de recursos que manejan las afores se les considera el principal inversionista institucional del país, que podría dar viabilidad a proyectos como la construcción de una nueva refinería en la República Mexicana, tal como ha señalado el nuevo gobierno. 

De acuerdo con el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, se requerirán 160 mil millones de pesos para la construcción de una nueva refinería, 49 mil millones de pesos más para la modernización de las que ya existen y alrededor de 75 mil millones para el aumento de actual de petróleo. 

Si bien estos recursos no provendrán al 100% de las afores, pues una parte será invertida por el propio gobierno federal y otros participantes del mercado, el dinero que tienen sería suficiente para ejecutar dichos proyectos. /Excélsior

también te puede interesar