El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Seguridad Social y Salud

La historia del Seguro Popular

Por: Redacción/El Pulso Laboral

Este organismo desconcentrado, nace de un cabildeo de la Cámara de Diputados en el año 2003, en el sexenio del expresidente Vicente Fox. Con el fin de otorgar servicios de salud a las personas que no estén afiliadas a los servicios de seguridad social. Como lo son, el Instituto Mexicano del Seguro Social o el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los trabajadores del Estado. 

Dependiente de la Secretaría de la Salud Federal, coordina la atención de salud a través de los regímenes estatales de protección social en salud. 

Cuenta con una afiliación de más de 58 millones de mexicanos, personas que son atendidas de las enfermedades más comunes. 

Las mujeres embarazadas son las que más se han beneficiado de este programa, los índices aumentan ya que no cuenta con otro servicio social para ser atendidas. 

Los requisitos son los básicos: comprobante de domicilio, acta de nacimiento, cubrir la cuota familiar en el módulo de orientación y afiliación correspondiente, no ser derechohabiente de la seguridad social ( IMSS, ISSSTE), toma de huellas digitales. 

De la cámara de diputados, se aprueba el presupuesto de salud, y de ahí se va hacia las entidades federativas para su uso. 

Para el año 2015 para la función de salud se otorgó el 2.85 del PIB. 

Particularmente en Piedras Negras, el año pasado existía un total de 33,200 familias afiliadas al Seguro Popular, lo cual representa más de 70 mil derechohabientes. 

Se les otorga una póliza con una vigencia de 3 años el cual es válido en todo el país, y debe estarse renovando para poder seguir contando con este servicio. 

Hemos visto que los servicios de salud han mermado para todos los derechohabientes del IMSS, ISSSTE, y el Seguro Popular. El desabasto y la insuficiencia de los medicamentos y el equipo necesario para trabajar del hospital son la principal causa. 

Constantes han sido las quejas, por parte de los beneficiados del Seguro Popular que no son atendidos como debe ser, la pregunta que nos debemos de hacer es…. ¿realmente se está utilizando todo el recurso en materia de salud que percibe el Estado? 

El hospital general Salvador Chavarría cuenta con una infraestructura muy amplia dimensionalmente hablando, entonces por qué no se cuenta con lo necesario para poder trabajar? 

Ni los médicos ni las enfermeras son culpables de no poder otorgar un servicio de calidad, ellos laboran con lo que tienen, tampoco es justo la criminalización hacia el doctor por no poder atender situaciones de urgencias si no se tienen las herramientas necesarias para poder trabajar. 

A mi sentir creo que no fue necesaria la reubicación del centro de salud, Debemos analizar los impactos que tuvo el cambiar de sede del Hospital General, todos los comercios a su alrededor que dependían de la clientela del hospital, quebraron por falta de ingresos, llámense farmacias, puestos de comida, consultorios médicos./Zócalo

también te puede interesar