El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Seguridad Social

Inequidad en gasto y servicios de salud

Por: Redacción/ El Pulso Laboral

Los afiliados a los sistemas de salud de Sedena, Marina y Pemex reciben 204% más recuré sos per cápita en comparación a los derechohabientes del IMSS, institución que atiende a 6 de cada 10 mexicanos. 

En medio de la discusión por generar un sistema de salud que logre la cobertura nacional, la inequldad en presupuestos, acceso a medicamentos y tratamientos son limitantes que debe resolver la nueva administración. 

Tan sólo en equidad presupuesta! las diferencias son de hasta 204%, pues mientras los afiliados a los servicios de salud de la Sedeña, Marina y Pemex se les destinó en 20¥7 un gasto per cápita de 10 mil 671 pesos, mientras que a los afiliados al IMSS se le designa a cada uno 3 mil 510 pesos, siendo el sistema de salud que da cobertura al 66% de la población nacional. 

El doctor Fernando Cano Valle, miembro de la Academia Nacional de Medicina, expuso que la agenda para el cambio requiere un rediseño fundamental. Señaló que en México se han acumulado rezagos y persisten "dolorosas desigualdades". 

"Esto ha traído como consecuencia un sistema de salud insuficientemente estructurado, la mayor parte de los sistemas de salud tienen un rezago de 10 a 15 años con desabasto de medicamentos y servicios", declaró. 

En su análisis de Prospectiva del Sistema de Salud en México, Cano refiere como oportunidades las sugerencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para lograr la cobertura Universal, que consisten en alentar el financiamientoylaofertaprivadade seguros, la investigación de servicios clínicos del sector privado y la separación entre las áreas de financiamiento y las áreas de atención médica. 

El especialista en bioética consideró que los elementos que han obstaculizado la equidad en los servicios de salud consisten en falta de voluntad política, falta de equidad en el acceso a la atención primaria, la baja consideración a las mujeres, desarrollo económico lento, la distribución desequilibrada de los recursos humanos y el escaso apoyo a los mismos, la inadecuada asignación y utilización de recursos para nuevas tecnologías, que no permiten un expediente clínico dentro de las instituciones. 

De acuerdo con el panorama de salud en México, realizado el año pasado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), los mexicanos tienen una esperanza de vida más baja, de 75 años, casi seis años menos que el promedio de los países integrantes. 

El organismo internacional refiere que el gasto en salud promedio por persona en México es de mil 80 dólares, la menor cantidad entre los 35 países de la OCDE. 

En cuanto el personal para brindar los servicios de salud, el panorama no es alentador. En el país hay 2.4 médicos por cada mil habitantes, cuando el promedio de la OCDE es de 3.4 médicos. 

El próximo gobierno ha planteado la idea de desaparecer el Seguro Popular, política pública diseñada por el exsecretario de salud, Julio Frenk Mora, durante la administración del expresidente Felipe Calderón. 

Con 54 millones de afiliados, población que carecía de seguridad social en los sistemas de salud consolidados, López Obrador argumentó desde su campaña que el modelo del Seguro Popular cambiará por un sistema que busca ofrecer atención médica y servicios gratuitos para todos los mexicanos. 

El doctor Jorge Alcocer Varela, quien está nominado para ser el próximo secretario de Salud, aseguró que el nuevo modelo se concentrará en la atención primaria. 

Además de centrar las bases a mediano plazo y al final del sexenio de la integración de los servicios de salud en el país. 

Alcocer Varela estimó que, en el país, de 15 al 30% de los habitantes cuentan con doble afiliación a sistemas de salud (IMSS, ISSSTE, Seguro Popular, Pemex, Fuerzas Armadas).

Señaló que con la creación de un expediente clínico digital para los derechohabientes y garantizar que todos los sistemas de salud cuenten con los medicamentos y tratamientos de manera generalizadase lograráerradicar esta práctica que hacían los pacientes para buscar soluciones. 

Hace 21 años el sistema de pensiones en el país se reformó pasando de un régimen en el que el gobierno se encargaba de éstas a través de una bolsa concentradora hacia uno de cuentas individuales, dando paso a la administradoras de fondos para el retiro (Afores) Tras las reformas de las Leyes del IMSS de 1997y la del ISSSTE en 2007, hoy, sin embargo, las pensiones en México apenas rozan el 25 por ciento del último salario devengado. 

"Entonces en el tema de ias pensiones lo que podemos ¿preciar muy bien es que en los 21 aflos recorridos el resultado es muy malo parala población tanto cor la reforma del ISSSTE como con te reforma del IMSS y que se ha generado un problema nuevo que es que ahora tenemos en el sistema de ahorro para el retiro aproximadamente 3.6 billones de pesos que no siven para pagar buenas pensiones, sino que se han usado para financiar proyectos de muy diferente tipo", explicó Gustavo Leal, especialista en política de salud y profesor investigador de la UAM Xochimlco Para el experto, en el tema de pensiones urge una solución porque después de la reforma laboral de 2012 toda una generación de jóvenes tiene todavía ur horizonte pensionario peor. 

Frente a esta situacón, representantes del próximo gobierno han planteado que será hasta dentro de tres años cuando se evaluará una reforma al sistema de pensiones. 

"El doctor Urzúa (próximo secretario de Hacienda) ha hecho una serie pronunciamientos donde no parece haber disposición del nuevo gobierno para enfrentar el desafío pensionario, sino sólo una actitud de aventar para adelante el problema y finalmente agravarlo. 

Preocupa que no va a haber reforma de pensiones, sino hasta después de tres años, uno entonces se pregunta para qué esperar si tenemos claro que el sistema de ahorro para el retiro en estos 21 años no funciona y que hay que hacer algo urgente si le quiere dar pensión a la generación de jóvenes víctimas de la reforma laboral de 2012 de Peña Nieto", dijo. 

Por otro lado, aclaró que la iniciativa anunciada para duplicar las transferencias a los adultos mayores no puede comparare con una pensión "Mientras dicen que van para aventar para adelante la reforma tres años, simultáneamente dicen que van a empezar una reforma en pensiones con la duplicación de esta transferencia a adultos mayores de 65 y más queen rigor no es una pensión, es ur. apoyo, un subsidio, y lo que estamos viendo es que el equipo económico lo que está diciendo paraios siguientes años es que quiere hacer pasar un subsidio como si fuera una pensión, lo cual es falso, pero además sólo aplaza entrar al asunto de fondo que es este fenómeno del sistema de ahorro: tener 3.6 billones de pesos, pero pagar pensiones de sólo una cuarta parte del ultimo salario devengado", concluyó Se debe poner atención a las pensiones que van a dar las Afores o se detonorá una crisis, dijeron especialistas. /Excélsior

también te puede interesar