El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Seguridad Social

Medicina personalizada para cáncer de ovario

Por: Claudia Cervantes

En México cada año se diagnostican 4 mil nuevos casos de cáncer de ovario, considerado como el tercer cáncer más frecuente del aparato reproductor femenino y segundo lugar por causa de muerte, se desarrolla sobre todo en mujeres entre 50 y 70 años de edad.

El cáncer de ovario es uno de los más agresivos, es considerado como un asesino silencioso, ya que de todos los tipos de neoplasias de la mujer es el que con mayor facilidad puede conducir a la muerte, tres de cada 4 mujeres con cáncer ovárico sobreviven un año después del diagnóstico, si el diagnóstico se hace al comienzo de la enfermedad y el tratamiento se recibe antes de que el cáncer se disemine por fuera del ovario, la tasa de sobrevida a 5 años es alta, comentó la Dra. Dolores Gallardo, responsable del Programa Cáncer de Ovario en el INCan.

La agencia para el control de alimentos y medicamentos de Estados Unidos (FDA) aprobó recientemente el primero de una nueva clase de medicamentos diseñado para inhabilitar la capacidad de una célula cancerosa para reparar su ADN. El inhibidor de PARP (poliribosa polimerasa ADP) se aprobó con una prueba de acompañamiento diagnóstico para el tratamiento de pacientes con cáncer de ovario con mutación en los genes BRCA.

En el ensayo clínico la sustancia denominada Olaparib (Lynparza), explicó el Dr. Jonathan Lederman, profesor de oncología médica de la University College London, bloquea totalmente la proteína PARP para evitar que ayude a que los genes alterados se reparan dentro de la cadena del ADN, provocando la muerte de las células malignas, reconociéndolo como un inhibidor selectivo y de precisión. El tratamiento puede convertir la enfermedad en un padecimiento crónico en lugar de que sea una sentencia de muerte cuando se detecta en etapas tardías.

La fórmula tiene la peculiaridad de impedir que las células cancerígenas se reproduzcan a través de un método de bloqueo y reparación. Anteriormente no existía un medicamento específico para cáncer de ovario, con la llegada de Olaparib (Lynparza) se abren nuevos caminos para estas pacientes, aseveró el especialista.

también te puede interesar