El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Seguridad Social y Salud

Hacienda pone en peligro al IMSS

Por: Redacción/El Pulso Laboral

Las afirmaciones en la carta de renuncia de Germán Martínez Cázares fueron tajantes, “en el IMSS, algunas injerencias de Hacienda son de esencia neoliberal: ahorro y más ahorro, recortes de personal y más recortes de personal y un rediseño institucional donde importa más el ‘cargo’ que el ‘encargo’”.

Palabras que pesan mucho en la población y no solo en los derechohabientes, a pesar de que al iniciar su gestión Martínez Cázares anunció que se reduciría el número de plazas en las delegaciones, que se fusionarían departamentos no estratégicos en el Seguro para fortalecer el área de urgencias.

Sin embargo los recortes ordenados por la secretaría de Hacienda siguieron, se despidió a personal, se olvidaron los pagos a médicos residentes que incluso salieron a marchar para que les pagaran, el desabasto de medicamentos crecía lo mismo que las filas en los servicios de emergencia, mientras médicos y enfermeras demandan insumos para atender a los pacientes.

El pasado martes 21 de mayo, Martínez Cázares renunció y dio a conocer las causas de su dimisión, lo que resultó una sorpresa como lo señala a Siempre! El ex secretario general del Consejo Técnico del IMSS, Juan Carlos Velasco, razones que asegura, son compartidas por la clase trabajadora y la CTM.

Y es que trascendió que entre los elementos que aceleraron la renuncia fue el freno a la entrega de mil 363 millones de pesos para los programas IMSS Bienestar y Fortalecimiento a la Salud que atienden a 6.1 millones de familias en las zonas urbanas y rurales marginadas de 28 estados.

El gobierno aporta poco al presupuesto

Esto prendió las alarmas como señala el también secretario de Acción Política de la CTM al semanario, ya que el 87% de los mil millones de pesos diarios que ejerce el Instituto provienen de las cuotas obrero patronales. De acuerdo al diario Oficial de la Federación del 28 de agosto de 2018, “el Instituto Mexicano del Seguro Social, es el organismo público descentralizado, con personalidad jurídica y patrimonio propios, de integración operativa tripartita…”.

Recuerda que el “Seguro Social es un órgano del Estado, no es un organismo del gobierno. Se debe entender que el órgano máximo y el que le da destino a los recursos que tienen, es el Consejo Técnico, es el que lleva el seguimiento a través de diversos comités en reuniones que se celebran mensualmente”.

“El gobierno aporta poco, porque el 87% del presupuesto del IMSS lo generan las cuotas obrero-patronales”, subrayó para agregar, “es un organismo tripartita y no podemos permitir que la Secretaria de Hacienda o el gobierno, sean los que determinen con cualquier pretexto de ahorro de lo que sea, que estamos viendo que va en perjuicio de los derechohabientes, son 80 millones de derecho-habientes”.

Advierte que en materia de salud “no se puede jugar con la gente, porque es la vida de 80 millones de mexicanos que se atienden en el Seguro Social, institución que tiene un gasto diario de mil 200 millones de pesos. El Seguro atiende de mil 200 a mil 400 partos diarios, se dan 600 mil consultas, se cuidan en las guarderías a 235 mil niños. El Seguro Social es garante de estabilidad social en este país, no quiero imaginarme que con estos recortes llegara a poner en peligro la vida del Seguro Social”.

Velasco recuerda que al entregarse la institución al gobierno actual había un superávit de 21 mil millones de pesos y recuerda que en 2012 el IMSS estaba en quiebra técnica, pero dos directores le garantizaron vida a la institución hasta 2030 –entre ellos Mikel Arriola–.

Velasco advierte, “nos preocupa mucho tener un escenario similar al que se vivió en 2012, ya que el Seguro Social es un órgano autónomo y espero que la voz de los empresarios y de los trabajadores se tome en cuenta. Celebramos que llegue Zoé Robledo a la dirección, esperamos sea una gente comprometida con el Instituto, que defienda los derechos de los trabajadores y lleve financieramente a buen puerto al Instituto Mexicano del Seguro Social”. 

No tiene porque meterse Hacienda

Señalo que “el Consejo Técnico habrá de exigir que no haya desabasto de medicamentos, más contratación de médicos y enfermeras, que se construyan más unidades médicas familiares, hospitales regionales, unidades de alta especialidad, es lo que se tiene que cuidar”.

“Ahí no vale el argumento de que tenemos que ahorrar, ahí es la vida de los mexicanos que está cotizando al Seguro Social pero sobre todo es el dinero de los trabajadores. No tiene que meterse mucho Hacienda y si ésta dice que va a manejar al IMSS, están equivocados, es el Consejo Técnico el órgano supremo del Seguro Social, porque el presupuesto lo generan las cuotas obrero-patronales”, destaca el líder cetemista.

Asevera que además de infraestructura, de contrataciones, “de lo que guste y mande, se necesita pagar a los proveedores, porque la mayor parte de proveedores han participado en licitaciones, las han ganado y tienen el derecho a cobrar, que no se mal entienda. Afortunadamente nadie nos puede acusar de tener algún interés”. La buena marcha del Seguro Social se logra, comenta, al contar “con finanzas sanas, con una programación de pagos con oportunidad y sobre todo dar seguridad a la gente que está trabajando en el Seguro”.

Velasco alerta que ya no son posibles más recortes, ya que el Seguro debe tener más personal para que “atienda más niños, para que la innovación y tecnología no la echen a la borda. Lo que lo que se había avanzado hoy está detenido, vamos para atrás”.

Asegura que “eso preocupa mucho como organización sindical ya que la CTM fue actor principal en la creación del Seguro Social en 1943. La CTM ha estado presente en los momentos difíciles y ha apoyado, cuando iba haber quiebra técnica fue solidario para que el IMSS saliera adelante y hoy que está bien financieramente no pueden quitarle los recursos”.

Reflexiona “imagínese usted un día sin Seguro Social, sin atender partos, operaciones, sin la entrega de medicamentos como la insulina o la metformina para diabéticos o retrovirales para personas con VIH. Es una magnífica oportunidad para que el Presidente de la República recomponga el camino y el Seguro Social tenga certeza financiera, certeza jurídica y autonomía como debe de ser”.

 

también te puede interesar