El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Seguridad Social y Salud

Ven trabajadores AFORES como “valor muerto”

Por: Adriana Rodríguez

Las AFORES son consideradas por los trabajadores como un “valor muerto”, debido a los cobros por manejo de cuenta, las inversiones riesgosas y las enormes penalizaciones en caso de acceder al efectivo ahorrado.

Así lo señala el Informe de Resultados del Estudio Cualitativo sobre “Evaluación formatos de Estimación Personal”, estudio realizado en junio de este año, donde los ahorradores consideraron a los recursos de su cuenta como un “extra” al momento de su jubilación.

Lo más revelador es que los propios trabajadores respondieron que son ellos los que deben procurarse su retiro.

“No ven a la AFORE como una forma ideal para ahorrar toda vez que no se ha generado una percepción de seguridad, pues el monto ahorrado no lo ven accesible en caso de una eventualidad”, indica el documento.

Se midió el impacto que tuvo el formato que se envió a trabajadores, anexo a su estado de cuenta y mostró que actualmente los trabajadores ven como principales fuentes de ingreso al momento de su retiro a negocios propios, inversiones, ahorros personales y actividad económica informal.

Los formatos con los que actualmente cuenta la Comisión Nacional de Ahorro para el Retiro (CONSAR) para invitar a un ahorro voluntario son redundantes y carentes de información.

Para el caso de las pensiones, el escenario es igual de desolador, pues los trabajadores ven este derecho como un pequeño apoyo para sobrellevar el envejecimiento.

Tienen conocimiento de que la pensión es un tema que se empieza a considerar a partir de los 55 años ya que no existe claridad en la edad establecida por las variables como años cotizados o actividad laboral.

“La percepción esta forzada en los trabajadores en gran medida por el conocimiento de casos cercanos y concretos en los que han visto que los jubilados tienen su que apoyarse en la familia o generar actividades productivas”, indica el documento

Además, existe poca confianza en el sistema y sus participantes como las AFORES y el Gobierno, pues no hay un beneficio directo para los pensionados.

Según el documento realizado a derechohabientes que cotizan desde 2007, entienden que una aportación mensual (200, 500 o 1,000 pesos) aumentará su pensión al final de su vida laboral, pero no queda del todo claro el tiempo.

Para todos los caso señalan que es necesario aclarar qué sucedería en el supuesto de quedarse sin trabajo, ya que entienden que podrían seguir aportando pero no saben cómo ni cuánto les afectaría.

“Actualmente, ninguna de las propuestas de documentos evaluadas reúne en conjunto todos los elementos, aunque por separado sí se identifican ejecuciones concretas, que combinadas podrían resolver este problema”, indica.

también te puede interesar