El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Seguridad Social y Salud

Diagnóstico en 15 minutos y sobrevida de 44 años, avances contra el sida: expertos

Por: / El Pulso Laboral

En 2019 ya existen exámenes inmunocromatográficos para identificar, en sólo 15 minutos, si una persona tiene el virus de inmunodeficiencia humana (VIH). Además, las personas con ese patógeno, causante del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida) ya tienen una esperanza de sobrevida de 44 años, si reciben algunos de los 19 tratamientos disponibles.  

Los anteriores son dos de los múltiples avances que se han registrado para frenar las muertes por sida, informaron ayer los médicos Roberto Vázquez y Noris Pavía, académicos de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en el marco del Día Mundial de Lucha contra el Sida, que se conmemora el domingo 1 de diciembre.

Los primeros casos de VIH en el mundo fueron identificados en 1981 y en México se registraron en 1983. A lo largo de 38 años la humanidad ha contendido contra esta enfermedad en un esfuerzo donde han participado, desde diferentes frentes, la sociedad civil, los médicos, los gobiernos, la industria farmacéutica y las universidades.

La UNAM ha desarrollado y hecho aportaciones importantes a la atención de la enfermedad, principalmente protegiendo órganos, como el hígado, que se ven afectados con la toma de medicamentos contra el retrovirus que causa el sida. Esto ha sido parte de la suma internacional de esfuerzos para reducir la mortalidad y aumentar el número de sobrevivientes.

DETECCIÓN TEMPRANA. Roberto Vázquez Campuzano, exdirector del Departamento de Enfermedades Emergentes del Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológica; de la Secretaría de Salud, explicó que uno de los ejemplos sólidos de avances está en el área de diagnósticos, donde se puede conocer más rápido la presencia del VIH y poner en marcha el combate a la infección.

“En la parte del diagnóstico hemos encontrado muchas respuestas. Originalmente se manejaba la prueba de ELISA. Sin embargo, la evolución tecnológica ha permitido que podamos hacer diagnóstico, actualmente, con una alta sensibilidad y alta especificidad, pruebas rápidas, como las inmunocromatografías, con las cuales tenemos resultados en 15 minutos y que nos han permitido atender en el punto donde el paciente se recibe”, indicó el doctor Vázquez Campuzano.  

Estas pruebas podrían ayudar mucho a pacientes que entran a servicios de emergencias o a terapia intensiva sin poder informar que tienen VIH. Pero también hay avances en los métodos de detección para reducir el periodo de tiempo que tiene que pasar entre haber tenido una relación sexual de riesgo y la prueba en busca de componentes del virus.

“A inicios de la infección teníamos que esperar hasta seis meses para poder hacer el diagnóstico, el periodo ventana era muy grande. Ahora tenemos pruebas que nos permiten hacer el diagnóstico a partir del día 10; poco después ­podemos detectar antígenos P24 y, a partir del día 21, podemos detectar anticuerpos. Esto ha permito mejorar mucho el diagnóstico”.

MENOS NIÑOS INFECTADOS. La doctora Noris Pavía Ruz, es jefa de la Clínica para niños con VIH-Sida, de la UNAM, en el Hospital General. Ella explicó que las nuevas infecciones de VIH entre niños se han reducido radicalmente en la última década.

“Las infecciones en niños disminuyeron en 41 por ciento desde 2010 porque en ese año se reportaban 280 mil infecciones de niños, por año, y en 2018 las nuevas infecciones de niños con VIH sumaron 160 mil. Esto es un avance significativo, pero estamos en busca de alcanzar el ­objetivo de eliminar totalmente la transmisión perinatal del virus, es decir, de madre embarazada a hijo”, dijo la doctora Pavía.

En México, sólo 56 por ciento de las mujeres embarazadas tiene una prueba de VIH durante el embarazo, por lo que siguen naciendo niños infectados con el virus, especialmente en el centro y sureste del país.

“Cada año nacen entre 70 y 80 niños con la infección; nos falta trabajar más en la prevención y educación para que todas las embarazadas se hagan la prueba”.

Dos mil 757 personas de cero a 19 años tuvieron tratamiento de antirretrovirales en la Secretaría de Salud en 2017. “El grupo con más crecimiento de casos es el de adolescentes y jóvenes, que continúan prácticas sexuales sin protección”, alertó la experta.

Otro de los datos que llama la atención a nivel de población es el incremento en la proporción hombre-mujer, entre personas infectadas, pues la proporción de infecciones femeninas ha aumentado. En 1983 existía una mujer infectada por cada siete hombres. Para 2018 había una mujer infectada por cada cuatro hombres.  

Hasta 2018, en el mundo 37.9 millones de personas vivían con sida y 21.7 estaban infectadas con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) y bajo tratamiento. Apenas el año pasado se registraron 1.7 millones de nuevas infecciones por VIH, añadió Noris Pavía Ruz.

Las muertes asociadas a esta enfermedad han disminuido a nivel global: de 1.7 millones de fallecimientos en 2004, a 1.2 millones en 2010, y 770 mil en 2018. /La Crónica de Hoy