El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Seguridad Social y Salud

Sin cumplir meta de mortalidad materna

Por: Claudia Cervantes

Independientemente de cualquier compromiso internacional, la Razón de Mortalidad Materna y la salud materno infantil, son problemáticas que debemos asumir como prioritarias, porque derivan de la fuerte discriminación de la que aún son víctimas las mujeres, las niñas y los niños en México, sin dejar de lado la pobreza y el rezago educativo y social al que se enfrenta más del 50% de la población.

“Aún y cuando México se comprometió a reducir a 22 muertes maternas por 100 mil nacidos vivos estimados, la razón de mortalidad materna hoy en día es de 37.5 muertes maternas por cien mil nacidos vivos estimados”, indicó Alberto Aguirre Díaz, investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana. 

Es importante señalar que México tiene una tasa 17 veces mayor que países como Suecia o tres veces mayor que países similares como es el caso de Chile.

En México hay diferencias importantes, así, los municipios con población indígena (70 por ciento) tienen razón de mortalidad materna hasta tres veces mayores que aquellos municipios sin población indígena, o siete veces mayores entre mujeres que fallecieron en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) con respecto a las que no cuentan con seguridad social.

Por ello, es fundamental asegurar que las medidas tendientes a atender esta problemática queden establecidas como reglas mínimas y generales en la legislación y dejen de estar sujetas al criterio de cada administración.

Así pues, se debe garantizar la atención universal gratuita durante el embarazo, parto y puerperio en cualquier institución del sector salud, independientemente de si las mujeres son derechohabientes o no; se deben fortalecer las acciones de Planificación Familiar; se deben garantizar los medios de comunicación y transporte para la atención del embarazo, parto y puerperio; y se deben desarrollar competencias técnicas de calidad en el personal de salud y en las parteras. 

Porque está documentado que las principales fallas asociadas a la mortalidad materna son la calidad de la atención del parto y de la emergencia obstétrica, principalmente en unidades médicas hospitalarias, la falta de aplicación de la vacuna antitetánica y la falta de planificación familiar.

De igual manera, se ha detectado que las muertes maternas se asocian a deficiencias en la calidad de la atención prenatal, siendo esta la principal causa de la problemática de las muertes neonatales, situación vinculada, de nueva cuenta, a las pésimas coberturas de atención del parto por personal calificado.

“Debemos asegurar la atención de las Emergencias Obstétricas en Unidades de Cuidados Intensivos, ya que no se resuelve la situación crítica de una mujer con urgencia obstétrica sino hasta que es recibida en un nivel con el servicio de terapia intensiva; y si a esto le sumamos el agravante de que en promedio solo existe un hospital en cada entidad con esa capacidad, la situación se torna más desoladora aún”, propuso.

también te puede interesar