El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Seguridad Social y Salud

Crece 400% pago de pensiones en IMSS

Por: Redacción//El Pulso Laboral

Desde el arranque de la reforma de 1995 al cierre del 2015, el pago de pensiones y jubilaciones que ha realizado el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ha crecido 406.6%, en términos reales, pasando de 55,196 millones de pesos a 279,601 millones de pesos.

De acuerdo con estadísticas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), lo anterior ha ocasionado que cada vez los ingresos propios que genera el organismo, más las transferencias que recibe del gobierno federal, en su mayoría se destinen a este rubro.

El año pasado, el IMSS registró ingresos propios por 269,339 millones de pesos, que apenas significaron un crecimiento real anual de 3.5%; si a esto se le suman las transferencias y subsidios que le da el gobierno federal, los ingresos ascienden a 533,305 millones de pesos.

Es decir, de ese total, 52.43% se destina al pago de pensiones y jubilaciones, mientras que sólo 9.77% se destinó al gasto en materiales y suministros por un monto de 52,118 millones de pesos, que significó un crecimiento real anual de 5.6 por ciento.

Además, en lo referente a la inversión física que realiza el IMSS, se observó que sólo se destinaron 2,805 millones de pesos, monto que representó 0.52% del total de los ingresos del organismo.

La reforma a la Ley del Seguro Social de 1995 consistió en cambiar el régimen de pensiones de un sistema de beneficio definido a uno de contribución definida a los trabajadores de nuevo ingreso, que se caracteriza por el establecimiento de una cuenta individual para cada trabajador, administrada por las afores.

Posteriormente, se promulgó la Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro, donde se estableció que los trabajadores que empezaran a cotizar a partir de junio de 1997 se iban a jubilar bajo el esquema de afores, mientras que los que cotizaran antes de esa fecha se jubilarían bajo el esquema de beneficio definido.

Panorama complicado

De acuerdo con el reporte "Evaluación de la política pública de pensiones y jubilaciones" elaborado por la Auditoría Superior de la Federación (ASF), el IMSS presenta un panorama financiero complicado derivado de su régimen de jubilaciones y pensiones y de una contratación acelerada de personal en los últimos años.

Refiere que en el 2010, la carencia por acceso a la seguridad social ascendió a 60.7% del total de la población del país. Aunque este nivel es 4 puntos porcentuales inferior al observado en el 2008, sigue siendo la carencia social con mayor incidencia.

"El 84.4% del gasto del gobierno en protección social está destinado a la población con un trabajo asalariado en el sector formal de la economía, que sólo representa 40 por ciento. Esto implica que únicamente 15.6% del gasto en seguridad social del gobierno se utiliza para atender a 60% de la población, fracción en la cual se ubican las personas de menores ingresos", expone.

Detalla que tanto en el IMSS como en el ISSSTE existe un grave déficit en los fondos de reserva para el servicio de las obligaciones, además del crecimiento de los costos de operación, de modo tal que ambas instituciones enfrentan una situación de insolvencia. "Esta crisis financiera ha obligado a absorber el fondo destinado a servicios sociales y culturales".

En la Cuenta Pública del 2014, la ASF expone que la población derechohabiente del IMSS fue de 43 millones 130,100 personas, de las cuales 64.7% eran asegurados o pensionados, mientras que 35.3% son familiares de los asegurados.

Destaca el hecho de que desde 1995 al cierre del 2015, los ingresos propios del IMSS sólo han crecido 74.7%, pasando de 154,206 millones de pesos a 269,339 millones de pesos.

En tanto, las transferencias y subsidios, en ese mismo periodo, han incrementado más de 1,000%, pasando de 14,474 millones de pesos a 263,966 millones de pesos.

Fuente: El Economista/Elizabeth Albarrán  

también te puede interesar